Economía

Signo de los nuevos tiempos: reflotan la CGE

El cambio de clima político ya se refleja entre las entidades que representan a las pequeñas y medianas empresas. La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y la Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA) acordaron volver a integrarse a la histórica Confederación General Económica (CGE), organización que supo tener fuerte protagonismo en la década del 70.

Se trata de la única entidad de cuarto grado que funcionará en el país, que nucleará a confederaciones de las 24 provincias. Los empresarios que participan de la iniciativa tratarán de brindarle respaldo a un eventual gobierno de Alberto Fernández, bajo la idea de que éste quede consagrado como presidente en la primera vuelta del próximo domingo. La entidad funcionará en su tradicional edificio ubicado en Rivadavia 1115 y el presidente designado para la primera etapa de normalización institucional será Roberto Marquínez, vicepresidente primero de la Confederación Económica de la Provincia de Buenos Aires (CEPBA).

Con un previsible nuevo escenario de acuerdo de precios y salarios por 180 días para frenar la inercia inflacionaria, los principales dirigente de la CGERA y de CAME acordaron tratar de darle lo que consideran “una voz única” a las pymes para que puedan dialogar con el equipo económico que designe Alberto F. En el fondo, la iniciativa procura evitar que la Unión Industrial Argentina (UIA) y la Cámara Argentina de Comercio (CAC) se queden con la total representación del universo de pequeñas y medianas empresas de la industria y del sector comercial.

Las dos entidades principales van a mantener su identidad institucional y sus directivos serán por el momento los interlocutores con el próximo gobierno, más allá de que Marquínez figure como titular. El nuevo presidente de la CGE tendrá más bien una función interna.

No resulta extraño que la CGE trate de recobrar vida ante la llegada de un gobierno peronista. De hecho, trató de reagruparse al inicio de la gestión de Néstor Kirchner, sin éxito, porque se dividió y surgió la CGERA. Luego el exsecretario de Comercio, Guillermo Moreno, la trató de reflotar con el productor agropecuario Ider Peretti. La CGE fue fundada en 1952 por el exministro de Economía del tercer gobierno de Juan Domingo Perón, José Ber Gelbard, con la idea de darle a las pymes de origen nacional una representación institucional. Tuvo fuerte presencia en la vida económica. Durante el gobierno Perón Ber Gelbard puso en marcha un plan propuesto por la entidad.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario