Economía

Sigue el Dow por senda de récords

¿Cuál es la mejor señal de que debemos preocuparnos "en serio"? Que alguien de peso salte al ruedo y nos diga que no debemos entrar en pánico (los ejemplos de esto, desde el crac del 30 hasta nuestros días son cientos o miles). Ayer, los sauditas se dirigieron a sus conmilitones de la OPEC y les pidieron públicamente que "no entren en pánico" (justificando así que no es necesaria ninguna reunión extraordinaria para tratar de frenar la caída del precio del petróleo).

Cada uno habrá de sacar sus propias conclusiones (que van desde el poco tiempo de bonanzas que le quedaría a Venezuela -principal impulsor de la pretendida reunión- hasta cuál sería el modelo más popular de automóvil para este año).

Mientras tanto, el mercado financiero recibió ayer la frase derrumbando 3,7% el precio del barril de crudo a u$s 51,21, el valor más bajo en 20 meses, con lo que en lo que va del año el precio del WTI ya baja 16% (no hace falta aclarar que también se derrumbaron el oro, el cobre, el molibdeno, la soja, el trigo, etcétera).

  • Retroceso

    Podría pensarse que con este trasfondo la merma de las petroleras (el sector retrocedió casi 1,5%) fue lo que digitó la rueda bursátil, pero lo cierto es que la suba en las empresas químicas (en particular, DuPont, que fue la estrella del Dow), las de transportes (AMR Americal Airlines trepó 7,8%) y las financieras (la baja de "precios" coadyudó a que la tasa a 10 años retrocediera por primera vez en una semana, quedando en 4,751% anual) neutralizó el efecto depresor de las primeras generando una rueda neutral que recién en la última hora de operaciones vio alguna "presión alcista" (en particular, sobre IBM, beneficiada por un fallo judicial) que permitió que el Promedio Industrial trepara 0,21% para asentarse en 12.582,59 puntos, marcando un nuevo máximo histórico. Para hoy, los balances de Intel y el Citigroup prometen que tenderemos otra rueda en la que es mejor no distraerse.
  • El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

    Dejá tu comentario