Negocios

Siguen los problemas en el sector textil: ahora la marca Ayres

La empresa atraviesa una situación de "estrés financiero" y encaró un proceso de restructuración. No habrá cierre de locales ni freno en la producción.

La caída del consumo continúa haciendo mella en la actividad comercial. A la lista de marcas que presentan inconvenientes ahora se sumó la de indumentaria Ayres, que entró en un proceso de restructuración.

“Estamos funcionando tratando de sobrellevar todo. No estamos normalmente, pero seguimos trabajando”, indicó a ámbito.com Gabriel Isersky, titular de Engrama, que es dueña de la marca. Aclaró que no hay previstos cierres de locales ni otras cuestiones vinculadas a la operación, pero admitió que la empresa atraviesa “una situación de estrés”.

Isersky lamentó el momento que atraviesa Ayres: “Tenemos una situación financiera que resolver y estamos tratando de negociar y ponernos de acuerdo con los bancos”. Pero insistió en que se trata de un proceso de “reestructuración”.

“Nunca en mi vida tuve un cheque rechazado ni incumplimientos y mantuve una conducta de empresa blanca y bien calificada por los bancos. Pasar por esto no es agradable", sostuvo. Pese al concurso, Ayres seguirá con todos sus locales abiertos y produciendo.

La situación que atraviesa Ayres no es más que la que viven otras tantas marcas comerciales, y en particular de la industria textil, por la combinación de factores como menores ventas, suba de costos, y tasas altas.

En los últimos meses marcas de ropa como AY Not Dead, Wanama y Jonh L. Cook, comenzaron procesos frente a la crisis, mientras que otras como Lee y Wrangler directamente dejaron el país.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora