Sin descanso y cada uno con una duda

Edición Impresa

Tras clasificar a las semifinales, los planteles de Boca y Racing volvieron ayer al trabajo.

El plantel de Racing se entrenó ayer por la mañana tras la goleada de anoche por 5-0 ante Aldosivi y con miras al choque del próximo sábado con Boca, encuentro que definirá un lugar en la final de la Copa de la Liga Profesional de Fútbol (LPF).

Los futbolistas que estuvieron en cancha más de 45 minutos ante el “Tiburón” en el Cilindro de Avellaneda hicieron trabajos aeróbicos de recuperación, mientras que el resto llevó a cabo fútbol en 70 metros con jugadores de la Reserva del club.

El entrenador “académico” Fernando Gago tiene a disposición a todos los futbolistas del plantel, salvo a los lesionados Gabriel Arias y Gabriel Hauche, quienes estarán en condiciones físicas a partir del segundo semestre.

De esta manera, “Pintita” deberá decidir si repetirá ante el “Xeneize” el mismo equipo que vapuleó a los dirigidos por el DT Martín Palermo o si realizará algunas modificaciones.

Una de las alternativas podría ser el ingreso de Fabricio Domínguez en reemplazo del paraguayo Matías Rojas.

Por el lado de Boca, tras dejar en el camino a Defensa y Justicia y teniendo en cuenta que no hubo expulsados ni lesionados, el panorama es bastante claro para el DT Sebastián Battaglia, que sin embargo tendrá que despejar una duda.

Es que Carlos Izquierdoz, que se perdió el partido de cuartos de final por un dolor lumbar, llegaría sin problemas al sábado y allí tendrá que definir el entrenador: si le devuelve la titularidad al capitán o mantiene a Carlos Zambrano en la zaga con Marcos Rojo, después de una actuación sin sobresaltos en la noche del martes.

El resto se perfilan para ser los mismos que arrancaron en el juego de anoche: Agustín Rossi; Luis Advíncula, Izquierdoz o Zambrano, Marcos Rojo, Frank Fabra; Pol Fernández, Alan Varela, Oscar Romero; Eduardo Salvio, Darío Benedetto y Sebastián Villa.

Dejá tu comentario