Edición Impresa

Sin intervención del Central, el dólar avanzó a $24,79

Fue tras la acción coordinada que implementó el Gobierno para el super martes de vencimientos en Lebac.

Un día después del "super martes", donde el Banco Central y el ministro de Finanzas instrumentaron distintas medidas para aplacar la fiebre por la moneda norteamericana y lograron bajar la cotización un 3,5%, el dólar rebotó ayer 16 centavos y cerró a $24,79. El billete -que había comenzado la jornada en baja (llegó a descender 15 centavos a $4,48) a media rueda- acompañó al segmento mayorista, donde la divisa terminó con un alza de 24 centavos a $24,29 debido a que órdenes de compra que se intensificaron sobre el final, sin que interviniera la autoridad monetaria.

Todo esto se dio en una jornada donde no intervino el Banco Central. Operadores señalaron que la entidad que lidera Federico Sturzenegger colocó una oferta de venta de hasta u$s5.000 millones en el inicio de las transacciones cambiarias, como había hecho en los últimos días para que la divisa mayorista no superara los $25, pero rápidamente la retiró de las pantallas del mercado. El volumen negociado descendió un 44% a u$s705 millones.

Fernando Izzo, analista de ABC Mercado de Cambios, indicó que "habiéndose tranquilizado los mercados por el resto del mes -salvo algún movimiento extraño del exterior, como por ejemplo la tasa de interés, el valor de la moneda en EE.UU. u otras variables que suceden no previstas y que afecten la moneda a nivel local- se estima que por estos días el tipo de cambio oscilará entre los $24 y $25 con la libertad de oferta y demanda". Lucas Gardiner, director de Portfolio Personal, indicó que "lo más sano es sostener una banda lógica de flotación sin una intervención permanente del BCRA, sin que baje demasiado, luego de la renovación del 100% de Lebac, las nuevas colocaciones de bonos en pesos con dos inversores internacionales fuertes y el comportamiento del dólar más tranquilo del martes".

El martes, el dólar se había desinflado 89 centavos a $24,63 luego de que la autoridad monetaria intervino en el segmento de futuros de Lebac y vendió u$s 791 millones en el mercado cambiario, además de renovar el 100% de las Lebac que vencían ($617.000 millones) y colocar $5.000 millones adicionales. El ministerio de Finanzas, en simultáneo, licitó ese día dos bonos: el BOTE 2023 con tasa a 16% y BOTE 2026 con tasa a 15,50% con el objetivo de absorber los pesos disponibles en la plaza, en el marco del cual colocó deuda por $ 73.249 millones.

En el mercado de dinero entre bancos, el 'call money' operó a un promedio del 44%. En 'swaps' cambiarios se pactaron u$s187 millones para tomar y/o colocar fondos en pesos mediante el uso de compra-venta de dólares para hoy y mañana. Las tasa de Lebac en el circuito secundario se negociaron el plazo de 37 días a 39,8% y la de 92 días al 38,2%, por debajo de los valores de la licitación del martes.

En el segmento a futuros del Rofex, donde se contabilizaron u$s1.386 millones, más del 70% se negoció entre mayo y junio a $24,60y $25,50 con una tasa de 52,2% y 47,84% respectivamente. Los plazos bajaron más de un peso, ante la presencia del BCRA, en el mercado de futuros.

Por otra parte, en la plaza paralela local, el dólar "blue" ganó 20 centavos a $25, de modo que la brecha cambiaria avanzó ligeramente al 0,85%. Por su parte, las reservas internacionales del Banco Central disminuyeron u$s 294 millones hasta los u$s52.433 millones. Esto significa que desde el pasado 5 de marzo, cuando la autoridad monetaria comenzó a intervenir en el mercado a través de la venta de divisas, las arcas del organismo se desplomaron u$s 9.275 millones.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario