Edición Impresa

“Sin subsidio de la Ciudad, el ciclo no puede ser gratuito”

Con la visita de artistas y académicos británicos, el 23 de febrero dará comienzo la sexta edición del Festival Shakespeare Buenos Aires. La misma se extenderá hasta el 23 de abril, fecha en la que se cumplirán cuatro siglos de la muerte de William Shakespeare. Debido a un imprevisto recorte presupuestario del Gobierno de la Ciudad, explica Patricio Orozco, creador y director de la muestra, este año el festival se desarrollará en etapas. En la primera (del 23 el 28 de febrero) se ofrecerá el unipersonal "Anthony Unbound", de George Irving, basado en "Antonio y Cleopatra" (Paseo La Plaza, 27/2, 17y una versión infantil de "Noche de Reyes", con entrada gratuita, en Ciudad Oculta (27/2, 10.30 hs.). En la sección cine se exhibirá: "Cuento de invierno", con Judi Dench y Kenneth Branagh (British Arts Centre, 26/2, 19.30 hs.) y el domingo 28 a las 10.30 se realizará la tradicional caminata Shakespeareana desde el Planetario de Palermo.

La directora Penny Cherns -junto a Irving- ofrecerá varios workshops en el BAC y el académico de la Universidad de Columbia James Shapiro dará una conferencia gratuita en el Paseo La Plaza, el 27 a las 14. Está prevista, también, una exposición numismática proveniente del Museo de Arqueología de Londres, en la que podrán observarse las monedas que se utilizaban en 1600 para ingresar al Globe Theatre de Londres.

Conversamos con Orozco, quien todos los años viaja a Inglaterra para "contactarse con grandes figuras de la escena shakespeareana".

Periodista: ¿Generó mucha expectativa esta edición aniversario?

Patricio Orozco:
Todos me miran como si yo fuera a tirar la casa por la ventana, cuando no tenemos casa, ni ventana. El Festival siempre duró una semana y contó con el auspicio del Gobierno de la Ciudad. Yo lo lancé solo en 2011, dentro del circuito off. Y después recibí un llamado del ministro de Cultura Hernán Lombardi, diciéndome que era una buena idea de alcance popular. Yo que estudié a Shakespeare en Inglaterra enseguida imaginé un Festival gratis que también fuera a los parques, y siempre funcionó muy bien. La Ciudad cubría un porcentaje alto, no todo. Pero con eso les pagábamos a algunos artistas extranjeros y a todos los argentinos. Eso garantizaba que fuera gratuito.

P.: ¿Y qué pasó con el aporte de la Ciudad?

P.O.:
A fines de enero, a menos de un mes del inicio del Festival, recibo un mail de un funcionario de Darío Lopérfido informando un recorte presupuestario. En fin, creo que todos podemos cometer errores. Por eso lo extendimos a marzo, para ver si hay posibilidad de que esto vuelva a ser gratuito. Tuvimos que dejar en suspenso a los espectáculos argentinos programados, porque nos quedamos sin sede y no nos ofrecieron ningún espacio. Por los compromisos adquiridos tuvimos que pasar al Paseo la Plaza y al BAC con funciones pagas. No nos queda otra.

P.: ¿Cuál sería el costo del Festival?

P.O.:
Es una cifra grande, para mí que soy un vecino de Saavedra. Para el presupuesto de Ciudad no creo que sea algo tan oneroso. Tal vez el 0,5 % del presupuesto del FIBA ¡Qué sé yo! Hace días que no duermo tratando de buscar sponsors y viendo qué otra repartición gubernamental puede sentirse seducida por Shakespeare. Quizás el Ministerio de Cultura de la Nación. En principio, a la Municipalidad de San Isidro le encantó la idea e iremos allá algún fin de semana.

P.: ¿Hay posibilidades de que nos visite Judi Dench?

P.O.:
Ella está muy dispuesta. Tuvimos una hermosa charla en enero cuando fui a Londres a entregarle, a ella y a Kenneth Branagh, el premio Shakespeare, una distinción que otorgamos a actores, directores, periodistas e investigadores. Este año se lo vamos a dar Roberto Carnaghi, que es el actor argentino que más hizo Shakespeare.

P.: ¿Cómo se contactó con semejantes figuras?

P.O.:
Los actores ingleses se conocen entre todos y uno me fue presentando al otro. Ya tuve varias reuniones con Ian McKellen y ahora viene George Irving, que el año pasado hizo "Julio César" en The Globe y Shapiro, un prestigioso académico de la Universidad de Columbia de Nueva York, autor de tres libros fundamentales: "1599, un año en la vida de William Shakespeare", "Contested Will: Who wrote Shakespeare?" y "1606: The year of Lear". Es gente que sin haber venido nunca a Sudamérica tiene mucha información sobre este festival, y antes que yo dijera ni mú.

P.: ¿También peligra su labor en Ciudad Oculta?

P.O.:
Eso lo voy a sostener aunque se hunda la Argentina. El Calendario Shakespeare que realizó la fotógrafa Gaby Herbstein, con la participación de conocidos artistas, cantantes y demás nos ayudó a juntar fondos para nuestra actividad educativa a través de la Fundación Romeo. Es maravilloso lo que puede hacer el teatro por los chicos de esos lugares. Aprenden a conectarse con sus sentimientos y emociones, trabajan en equipo y arman algo que comparten con sus padres y con su comunidad. Haciendo "Romeo y Julieta" trabajan temas como el amor, el mentir a los padres. Con "Otelo", el tema del bullying, el racismo, los celos... El arte está para eso, para abrirle la cabeza a la gente. Bueno, parte de los fondos del Gobierno de la ciudad iban a ese programa. Ahora no sé qué va a pasar. Nuestra energía está puesta en laburar, en sacar las papas del fuego. Veremos quien se sensibiliza con nuestro trabajo y nos da su apoyo.

P.: ¿Va a estrenar "Cardenio" en el Teatro 25 de Mayo?

P.O.:
No me confirmaron nada. Iba a estrenarla el 23 de abril, pero con el cierre temporario del San Martín y de otras salas del Complejo Teatral, van a relocalizar las obras que tenían y no sé. El proyecto les había encantado. Es una obra perdida que Shakespeare escribió con John Fletcher, su supuesto sucesor y está basada en un personaje del Quijote. También tengo una versión tremenda de "Coriolano" que habla de la democracia y de qué pasa cuando a alguien lo eligen y de repente le da la espalda al pueblo.

Entrevista de Patricia Espinosa

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario