Buenos Aires, entre las 10 ciudades más baratas del mundo para vivir

Sociedad

El ranking señala que Tel Aviv, Israel, es la más cara del globo. En tanto, París y Singapur comparten el segundo puesto.

Buenos Aires es la ciudad más barata para vivir en toda América y la novena a nivel mundial. La inflación y la depreciación de la moneda local respecto del valor del dólar estadounidense la posicionaron incluso por debajo de Caracas, Venezuela, según la encuesta Worldwide Cost of Living 2021 (WCOL 2021) de The Economist Intelligence Unit (EIU).

En tanto, Damasco, la capital de Siria, es la ciudad más barata del mundo para vivir.

“En promedio, en todas las ciudades para las que tenemos datos comparables (excluyendo cuatro que sufren hiperinflación o una inflación muy alta, a saber, Caracas [Venezuela], Damasco [Siria], Buenos Aires y Teherán [Irán]), los precios de los bienes y servicios cubiertos por el WCOL han aumentado un 3,5% en términos de moneda local, en comparación con un aumento de sólo el 1,9% en la misma época del año pasado”, sostiene el informe.

En el ranking de las 10 ciudades más baratas del mundo para vivir, Buenos Aires se posiciona únicamente arriba de Lusaka (Zambia), y resulta más cara que Damasco (Siria), Trípoli (Libia), Tashkent (Uzbekistán), Túnez (Túnez), Almaty (Kazajstán), Karachi (Pakistán), Ahmadabad (India) y Argel (Argelia).

Tel Aviv es la ciudad más cara del mundo, según un estudio anual de The Economist, que subraya que los problemas de abastecimiento han disparado los precios en muchas urbes.

Cara

“En quinta posición el año pasado, Tel Aviv se convierte en la ciudad más cara del mundo” por primera vez, según un comunicado. Esta posición refleja “la vitalidad de la divisa israelí, el séquel, frente al dólar, ya que se toma como base comparativa los precios en Nueva York”, precisa el estudio.

París y Singapur comparten el segundo puesto de la lista, seguidas de Zúrich y Hong Kong. Nueva York aparece en sexto lugar.

El año pasado, la lista estaba encabezada por París, Zúrich y Hong Kong, las tres en primera posición.

“Los problemas de las cadenas de suministro han contribuido al aumento de los precios, el covid-19 y las restricciones sociales siguen pesando en la producción y el comercio en el mundo”, prosigue The Economist.

Los precios de los transportes se han disparado debido al encarecimiento de las naftas, según el estudio. Pero el tabaco y el ocio también registraron fuertes subidas.

Dejá tu comentario