Desde hoy aumentan los taxis: viajar por la Ciudad será un 30% más caro

Sociedad

Desde hoy, viajar en taxi por la Ciudad de Buenos Aires será más caro. Exactamente, un 30% más costoso. Es que, tal como se definió en la audiencia pública realizada el 4 de abril, la ficha diurna para utilizar este medio de transporte pasará de costar $11,10 a $14,40, por lo que la bajada de bandera será de $144 en lugar de $111.

Por su parte, la ficha nocturna subirá un 20% más con respecto a la diurna, por lo que pasará a costar $17,40 y la bajada de bandera ascenderá a $174 (equivale a diez fichas). Hay que considerar, en este aspecto, que las fichas transcurren cada un minuto de espera en el que está detenido el taxi o tras realizar un recorrido de 200 metros.

Así es que, a modo de ejemplo, un viaje desde Retiro a Constitución pasará de costar $320 a $390 (aproximadamente). Desde Palermo al microcentro, unos $470 (frente a los $360 que regían hasta ayer) y del Obelisco a Caballito, un estimado de $750 (frente a $550).

La actualización anterior se había realizado en diciembre del año pasado, también del 30%, en lo que significó el tercer aumento del 2021 (luego de permanecer el 2020 con las tarifas congeladas por la pandemia). Durante la audiencia, que duró unas doce horas, los referentes del sector destacaron los incrementos en los costos como uno de los argumentos para pedir el aumento de las tarifas.

“El servicio de taxis se vio afectado durante el contexto de pandemia repercutiendo negativamente en el sector. Los taxistas tienen costos fijos como el seguro, la verificación técnica vehicular y el GNC, entre otros. La desactualización de la tarifa generada por los diferentes incrementos en los insumos y costos involucrados repercuten negativamente en la ecuación económico-financiera de la actividad, elevando los costos y reduciendo la calidad y rentabilidad del servicio”, señalaron durante el encuentro.

Por su parte, el presidente de Sociedad de Propietarios de Automóviles con Taxímetro, Jorge Celia, señaló: “Quedamos pocos. De casi 38.000 licencias, es mucho si trabajan entre 15.000 o 18.000. Es culpa de las aplicaciones y conductores ilegales. El Estado tiene que controlar a los servicios públicos de transporte”.

Dejá tu comentario