Economía

S&P Merval subió 4,6% y el riesgo-país superó los 2.100 pb

El índice rebotó con fuerza, impulsado por el sector energético, pese al entorno reducido de negocios. Bonos cayeron hasta un 4,1%. En Wall Street, las acciones argentinas avanzaron hasta 5,8%.

El S&P Merval subió ayer 4,6%, a 28.432,16 puntos, con lo que recortó a un 6% la baja acumulada en lo que va del año. El índice rebotó con fuerza, en medio de un renovado interés inversor, especialmente sobre acciones energéticas, ante los depreciados valores de los activos locales. Bajo un entorno de reducidos negocios, los avances más relevantes fueron anotados por Transener (+11,6%), Transportadora de Gas del Norte (+8,8%), Telecom (+6,9%), Cresud (+6,6%) y Pampa Energía (+6%). Un dato para remarcar fue que no se registró ninguna baja entre las 20 acciones del índice líder.

Sin embargo, lo mejor de la rueda estuvo en el panel general, con las subas de dos dígitos en los activos de Autopistas del Oeste (+14,3%) y de Molinos Río de la Plata (+13,5%). El monto operado en estos papeles privados rozó apenas $638 millones. En la jornada, hubo 85 alzas, 17 bajas y 6 acciones sin cambios.

En Wall Street, por su parte, las acciones argentinas terminaron con mayoría de resultados positivos. Los avances más importantes los anotaron los papeles de Ternium (+5,8%), Despegar (+4,2%), Corporación América (+2,9%), y Tenaris (+1,8%). Fue en una jornada en la que los principales índices de la Bolsa neoyorquina culminaron la sesión con subas y bajas. El promedio industrial Dow Jones ganó 0,3%, a 26.909,43 unidades; el S&P 500 avanzó un leve 0,03%, a 2.979,39 unidades y el Nasdaq Composite bajó 0,04%, a 8.084,16 unidades.

El riesgo-país argentino volvió a trepar posiciones ayer, ante una nueva baja en los bonos soberanos por movimientos especulativos de carteras, mientras el dólar se mantuvo equilibrado gracias a las nuevas reglas financieras implementadas por el Gobierno. El índice avanzó 2,73%, a 2.109 puntos básicos. En tanto, los bonos en dólares terminaron casi todos a la baja, salvo por el Bonar 2024 (+3,5%), que los inversores aprovecharon para realizar el “rulo”. El Discount bajo ley argentina perdió un 4,1%; el Bonar 2020 cayó un 3,4%.

Por su parte, en una rueda calma y sin intervención oficial, el dólar descendió apenas dos centavos, a $58,13, con mayor oferta por parte del agro, tras las obligaciones de liquidación de las exportaciones en el mercado de cambios que estableció la semana pasada el Banco Central, junto con la implementación del cepo parcial. Fue en línea con el mayorista, que cedió sólo un centavo, $56,01, con un moderado volumen operado, de u$s381,314 millones, el menor del mes si no se tiene en cuenta al feriado de Estados Unidos.

Por su parte, la tasa de referencia diaria de las Leliq, equivalente a la tasa de política monetaria, fue de 85,991% tras la absorción de $235.333 millones en dos licitaciones. En tanto, las reservas del Banco Central cayeron u$s268 millones y terminaron al borde de los u$s50.000 millones (u$s50.374 millones).

El dólar blue cayó 25 centavos a $58,75, mientras que el “contado con liqui” saltó un 3,4% a $66,24. En el mercado de dinero entre bancos, el call money operó al 66%. En el segmento de futuros Rofex se negociaron u$s300 millones. “Los plazos más cortos concentraron más del 60% de los negocios. Y los precios finales para los meses de septiembre y octubre terminaron operándose a $58,10 y $61,30, con una tasa del 68,1% y 67,59%. Todos los plazos subieron casi el 1%”, indicaron desde ABC Mercado de Cambios.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario