Edición Impresa

Suma su preocupación el FMI por los riesgos con las criptomendas

Lagarde dijo que se quiere evitar que estos instrumentos se conviertan en un “nuevo vehículo importante para el lavado del dinero y la financiación del terrorismo”.

La titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, llamó ayer a los gobiernos y bancos centrales a colaborar en el desarrollo de regulaciones para evitar que las criptomonedas se conviertan en "un nuevo vehículo importante para el lavado de dinero y la financiación del terrorismo". A través de un posteo en el blog del FMI, Lagarde señaló que la tecnología detrás de las criptomonedas, como el Blockchain, "es un avance emocionante que podría ayudar a revolucionar los campos más allá de las finanzas" como por ejemplo "impulsar la inclusión financiera al proporcionar métodos de pago nuevos y de bajo costo a quienes carecen de cuentas bancarias".

El tema de las criptomonedas será uno de los principales temas a debatir en la próxima reunión del G-20, que se desarrollará entre el lunes y el martes próximos en Buenos

Aires, por primera vez en la historia. Durante el evento, se espera que la cumbre a la que asistirán delegaciones de 50 países distintos, publique un documento condenatorio contra los nuevos instrumentos financieros. Y que, además, de ser posible, se ratifique que las únicas monedas e inversiones confiables son las tradicionales y avaladas por los bancos centrales. Este petitorio ya fue presentado formalmente por dos países europeos: Francia y Alemania, debido a una potencial, y cada vez más palpable, amenaza a la estabilidad monetaria mundial.

La titular del FMI consideró, antes de llegar a ese punto "debemos dar un paso atrás y comprender el peligro que conlleva la promesa" de estos activos, que "generalmente se crean de forma descentralizada y sin necesidad de un banco central", lo que le "da a las transacciones de criptoactivos un elemento de anonimato". "Por supuesto, el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo es solo una dimensión de la amenaza. La estabilidad financiera es otra. El rápido crecimiento de los criptoactivos, la volatilidad extrema en sus precios de intercambio y sus conexiones mal definidas con el mundo financiero tradicional podrían fácilmente crear nuevas vulnerabilidades", agregó.

"Entonces, necesitamos desarrollar marcos regulatorios para enfrentar un desafío en evolución", consideró, y escribió que se puede usar esta tecnología "para agilizar el intercambio de información entre los participantes del mercado y los reguladores y "combatir el fuego con fuego". En este sentido, barajó la posibilidad de crear registros de información de clientes para ayudar a combatir la evasión de impuestos transfronteriza, o de usar datos biométricos, inteligencia artificial y criptografía para mejorar la seguridad digital e identificar transacciones sospechosas "en tiempo casi real". "Para ser realmente eficaz, todos estos esfuerzos requieren una cooperación internacional estrecha. Como los criptoactivos no conocen fronteras, el marco para regularlos también debe ser global ", concluyó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora