Autos

Superación del familiar premium

Sobre la misma base del Clase A, la marca alemana produce el monovolumen, que ahora regresa con líneas más modernas y un motor 1.3 turbo de 163 CV de potencia.

Mercedes-Benz presentó la tercera generación del Clase B. Se trata de un monovolumen que nace del Clase A, comparten la misma plataforma, con mayor habitabilidad, lo que lo hace ideal para el uso familiar.

La mayor distancia entre ejes que su antecesor (2.729 mm.), la línea del techo ligeramente más baja y las llantas de una talla mayor contribuyen a dinamizar sus proporciones. El spoiler del techo y los spoilers de color negro de alto brillo situados en los laterales de la luneta trasera mejoran las propiedades aerodinámicas y confieren al vehículo un aspecto más deportivo.

En nuestro país, el Clase B está disponible en dos versiones: Style y Progressive. Ambas vienen con motor 1.3 turbo, que desarrolla 163 CV a 5.500 rpm. y 250 Nm. de torque a 1.620 rpm. El mismo está acoplado a una caja automática de doble embrague y 7 velocidades.

Mercedes

Este vehículo acelera de 0 a 100 km/h en 8,2 segundos y puede alcanzar una velocidad máxima de 223 km/h. Además tiene un consumo de 5,4 a 5,6 litros cada100 km.

El conductor puede utilizar Dynamic Select para influir personalmente en el reglaje de los amortiguadores durante la marcha. Para ello se utiliza una válvula con control electrónico. El trabajo en las suspensiones también es uno de los puntos que recibió mejoras en este modelo

En cuanto a conectividad y tecnología, este vehículo incluye el sistema multimedia MBUX (Mercedes-Benz User Experience), con el mando por voz de “Hola Mercedes”, que, según la compañía alemana, es un anticipo de la experiencia de conducción del futuro. El nuevo Clase B es el segundo modelo de Mercedes-Benz para el que está disponible el innovador MBUX, que abre una nueva era. Su capacidad de aprendizaje, basada en técnicas de inteligencia artificial, hace de este sistema un equipo revolucionario. MBUX puede personalizarse y se adapta automáticamente al usuario. De ese modo crea un vínculo emocional entre el vehículo, el conductor y los acompañantes.

Gracias a los modernos sistemas de asistencia a la conducción, el Clase B se destaca en el segmento en el capítulo de la seguridad activa, e incluye ahora funciones del Clase S, como el asistente de frenado activo.

Además, dispone de cinturones de seguridad de 3 puntos de anclaje con pretensores pirotécnicos de cinturón y limitadores de tensión. En el nuevo Clase B se montan de serie airbags para el conductor y el acompañante, airbag de rodillas para el conductor y windowbags y airbags laterales (airbags combinados de tórax y de pelvis).

El Mercedes-Benz B200 Style AT tiene un valor de u$s38.900, mientras que la versión Progressive AT cuesta u$s45.000. Ambos ofrecen una garantía de 2 años o 90.000 kilómetros.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario