A rodar

Suplementos

No va a ser fácil para las automotrices que todavía deben negociar con los gremios el acuerdo que fije una nueva escala salarial. La desaceleración de las ventas (aunque después del «no» de Julio Cobos mejoró bastante la demanda) no atenuó las pretensiones sindicales. Es que en algunos casos le están pidiendo un pago adicional antes de llegar al acuerdo para compensar la mayor inflación de los últimos meses. Esto muestra la dureza de los gremios. Por caso, Iveco está en conflicto en Córdoba con el paro de la planta que obligó al Ministerio de Trabajo a dictar la conciliación obligatoria. Se prevé un segundo semestre tenso.
La idea de un combustible diésel de alto valor y acorde con la calidad que los vehículos importados exigen para sus motores tiene cada día menos chances. No hay decisión política para hacerlo y presenta varios problemas de logística para su implementación. Seguirán, entonces, los lanzamientos de vehículos de última generación, pero limitados a las versiones nafteras.

Dejá tu comentario