Alza del petroleo impulsa a hibridos

Suplementos

Con el precio del petróleo en cifras récords, los automovilistas están empezando a considerar seriamente tanto los combustibles alternativos como los vehículos eléctricos como una forma de poder continuar conduciendo sus autos.
Pero los expertos afirman que tomará de 5 a 10 años para que estas alternativas se asienten.
Mientras tanto, los fabricantes de automóviles y autopartes, las compañías petroleras y los generadores de electricidad inclusive se preguntan qué camino tomarán los conductores y qué tecnología ganará.
Una gama de opciones surgirá a medida que los conductores elijan entre autos eléctricos «que se enchufan», «híbridos» a gasolina y electricidad, o simplemente modelos más reducidos y eficientes a nafta y diésel.
Y también a medida que los gobiernos, preocupados por el calentamiento global y por la seguridad energética, den más o menos apoyo a los biocombustibles.
Los vehículos híbridos, que tienen tanto un motor convencional de combustión interna como un motor y batería eléctricos, ya son populares.
Toyota Motor ha vendido 1,5 millón de híbridos Prius desde 1997 y quiere que para 2011 los híbridos alcancen un décimo de sus ventas totales.
En un híbrido, la batería eléctrica y el motor secundan al sistema de parada y arranque automático para uso urbano, mientras que el motor a nafta permite realizar trayectos más largos, reduciendo en conjunto el uso de energía y las emisiones de carbono. Los híbridos representaron 3 por ciento de las ventas de automóviles en Estados Unidos en 2007.

ALEMANES

Por su parte, Daimler, Volkswagen y BMW, las grandes marcas en Alemania, están decididas a lanzarse al mercado de los vehículos eléctricos, un sector en el que estaban con atraso. Especialistas en autos de alta gama, arrastran una imagen de fabricantes eficaces, pero muy contaminantes y de grandes consumidores de combustibles, en momentos en que los precios del petróleo siguen su escalada y en plena adopción, en Europa, de legislaciones restrictivas en materia de protección medioambiental.
Después de Daimler y Volkswagen, que quieren lanzar su primer modelo eléctrico en 2010, BMW anunció recientemente que empezaría a hacer pruebas en sus «Mini».
Pero por ahora no se atreve a dar una fecha para su comercialización ni a indicar si la marca estrella será contemplada para un futuro modelo eléctrico.
Los primeros vehículos híbridos, con batería y motor, deberían ver la luz «a fines del año próximo», prometió.
Volkswagen ya va por ese camino, pues como repite su presidente, Martin Winterkorn, «el futuro pertenece al vehículo eléctrico».
El constructor francés Renault quiere ser el primero en este sector y por ello prometió que a partir de 2011 empezará a vender a gran escala vehículos eléctricos en varios países europeos, empezando por Portugal, con cuyo gobierno firmó un protocolo de acuerdo.
El fabricante japonés Nissan, que también participa en el proyecto de Renault, quiere convertirse en el primer constructor de vehículos eléctricos en 100% y aspira a controlar 15% del mercado mundial.

Dejá tu comentario