AUDI S4: La gran tentación

Suplementos

Existen muy pocos autos en el mundo capaces de otorgar las mismas sensaciones que se viven al volante del nuevo Audi S4. Con sólo leer las características técnicas ya se sabe que estamos en presencia de un automóvil sobrenatural que se destaca por sus prestaciones.El motor de 8 cilindros con 344 CV, la tracción total y una caja manual de seis velocidades se unen para ofrecer un carácter muy especial.
Es un placer disfrutar del andar de este auto. Tiene un agarre al piso ejemplar, y lo mejor de todo es que, a pesar de ser un auto con suspensiones deportivas (las que deben ser más duras), no deja de ofrecer un buen confort en la ciudad, con lo cual es un vehículo con una utili-
zación más lógica que otros deportivos radicales.
El S4 puede usarse todos los días sin tener que sufrir luego dolores de espalda o agregar más visitas al odontólogo. Una gran virtud si consideramos el estado de nuestras calles y de algunas rutas nacionales.
La tracción integral, su suspensión deportiva (rebaja en 20 milímetros), los neumáticos de 18 pulgadas y las ayudas electrónicas como prevención de seguridad (control de tracción y de estabilidad) se unen para lograr un comportamiento fantástico.
A estas cualidades hay que agregar el motor. Un ocho cilindros con un empuje demoledor en cualquier marcha y que en algunas circunstancias puede, además, asustar a alguien experimentado por la capacidad que tiene para subir de velocidad.
Logra un rendimiento magnífico que se manifiesta en los 5,9 segundos que necesita para alcanzar los 100 kilómetros y en los 250 kilómetros por hora de velocidad máxima que está limitada electrónicamente. De lo contrario alcanza con facilidad 270 kilómetros por hora.
Los consumos son adecuados al tipo de auto y, como suele suceder con los motores grandes en la ciudad, necesita casi 20 litros cada 100 kilómetros.
La insonorización esta bien lograda al dejar pasar un poco de sonido de su impulsor, como lo desea el usuario de esta clase de automóvil.
Los frenos, la dirección y la caja de velocidades se aúnan para lograr una marcha inolvidable que se destaca por su gran eficiencia.
La posición de manejo que se logra es excelente, con un asiento que contiene muy bien al cuerpo (como se pretende en un auto deportivo), inclusive cuando el ritmo de marcha es muy veloz.
La mayor parte de los comandos está a mano, pero no se entiende cómo le falta el volante multifunción, por lo cual se pierde la facilidad de operar el equipo de audio sin sacar las manos del volante.
El espacio posterior siempre ha sido algo escaso en el A4, y en esta versión no hay cambios al respecto.
El baúl cuenta con una capacidad interesante de 445 litros, pero la boca de carga es algo pequeña. Al lograr un baúl con buenas medidas y la adopción de la tracción integral se ha limitado la capacidad del tanque de combustible a 66 litros, lo cual en esta versión deportiva se traduce en una autonomía limitada.
El equipamiento responde a un auto de su precio con inserciones de fibra de carbono, faros de xenón, climatizador automático con dos temperaturas y un gran equipo de audio, entre otros elementos. El único equipo que está desactualizado es el sensor de ayuda al estacionamiento, que es sólo sonoro. En el año 1995, Mercedes puso las señales luminosas, aparte de las sonoras, en su Parktronic y ya existen vehículos en Europa, inclusive comerciales, que tienen cámara, o los BMW y Lexus que agregan a las señales acústicas y luminosas un gráfico del auto.
La solidez estructural percibida y la calidad de terminación y materiales son otras de sus cualidades.
En suma, el placer de tener un automóvil muy especial, que es una de las mejores berlinas deportivas que se pueden encontrar en el mundo, tiene su precio: 97.000 dólares. Los afortunados que puedan pagarlo no se van a arrepentir.


Dejá tu comentario