Bienvenida independencia

Suplementos

Conociendo la historia de las principales marcas automotrices más jóvenes es interesante observar cómo en sus primeros años de vida buscaron la ayuda de los más ancianos y sabios para desarrollarse. Así, durante muchos años Hyundai tuvo lazos de cooperación muy fuertes con Ford y Mitsubishi, aun cuando no eran tiempos de globalización. La última de ellas, es decir, la compañía de los tres diamantes, fue fundamental para la firma coreana en la creación de sus vehículos todo terreno.

La nueva era trae otros vientos y perspectivas, a tal punto que hoy en las dos compañías DaimlerChrysler tiene acciones y ya están planeando acciones conjuntas. Sin embargo, para toda empresa no hay nada más apasionante que crear su propio automóvil y Hyundai tiene con su reciente Santa Fe un producto que está en condiciones de pelear de igual a igual contra sus competidores con argumentos muy válidos que se agregan a su eterno menor costo. Ambito Financiero tuvo el placer de probar la versión más refinada con el motor de 6 cilindros en V, 172 CV, y caja automática.

•A la moda

Existe una cantidad apreciable de elementos que tienen un diseño muy particular propios de este modelo. El interior es muy original, está a la moda con la última tendencia y lo mejor se percibe al tomar el mando. En primer lugar, se aprecia la disposición de sus mandos principales. Los comandos para los levantacristales, el cierre centralizado de puertas y los espejos exteriores se ubican perfectamente en el panel de la puerta a la altura ideal. En el medio de la consola central, en la parte alta, se encuentra el indicador múltiple digital que se destaca por ofrecer un barómetro para medir la presión atmosférica entre 600 y 1.000 hpa, y una brújula azimutal que indica la dirección en la que se desplaza el vehículo sobre un plano de indicación de 180 grados y un ángulo de graduación de 22,5 grados. El altímetro y el altímetro relativo son las otras informaciones importantes. El equipo de audio y el climatizador son las partes menos beneficiadas en términos de su diseño vanguardista en el interior, pero lo más importante es la eficacia que tienen en su funcionamiento. La radio o el CD tienen un sonido inolvidable, y es una de sus primeras virtudes. Hay más... La posición de manejo es adecuada, a pesar de tener las regulaciones tradicionales. Longitud, altura, ángulo del respaldo y apoyo lumbar son los ítem para modificar el asiento a gusto, a los que se agrega el volante regulable en altura. Aunque, por su costo, debería tener la posibilidad de graduar la profundidad y los apoyacabezas, aparte de poderse regular en altura -que de hecho esto lo tiene-, les falta la opción para reclinarlos y ofrecer una mejor sujeción para la cabeza. De cualquier forma, es bastante probable que la gran mayoría de las personas pueda encontrar la postura ideal.
El espacio es una de sus virtudes
El interior es elogiable por disponer de un gran espacio para cinco pasajeros, aunque por el diseño del asiento posterior, quien se sienta en el medio no se encuentra tan a gusto. Los respaldos de los asientos traseros son reclinables. Existen varios lugares para guardar toda clase de objetos pequeños como portavasos y un lugar específico para guardar los lentes. La capacidad del baúl permite guardar las valijas de todos: 460 litros, que pueden ser 850 o a 2.100 litros, rebatiendo los respaldos de los asientos posteriores.
Al gusto norteamericano

Si bien es un producto con alcance mundial, el principal objetivo al que apunta es el mercado norteamericano, y es por eso que existe una versión más potente con un motor naftero de seis cilindros y 172 CV, que es la probada por nosotros. Existe otro naftero de 145 CV y 2,5 litros (también, probado por Ambito Financiero), y un turbodiesel de 112 CV, que por el momento en la Argentina no se comercializa. La suavidad de marcha que otorga el seis cilindros se siente en cualquier condición de manejo y sin duda es el punto más apreciable del motor que consigue valores razonables de velocidad y aceleración junto con una elasticidad destacable que es respaldada por una caja de cuatro velocidades que, por otro lado, no favorece los consumos, siendo elevado en la ciudad -17,4 litros cada 100 km- y en la ruta, cuando uno quiere circular algo fuerte. El tanque de combustible de 65 litros de capacidad no le brinda una gran autonomía. La hace falta una mayor capacidad. La insonorización está en el promedio de su clase.
Buen trabajo

Teniendo en cuenta sus dimensiones y el tipo de vehículo que es, el comportamiento dinámico logrado es muy elogiable. Se agarra con bastante eficacia en la ruta, es confortable en la ciudad y absorbe sin problemas los caminos con marcados desniveles del piso. Su conjunto de suspensiones y el sistema de tracción total permanente han logrado el equilibrio. A la hora del off road puro cada día más existen las 4x4 light y en definitiva, mientras no se la vendan como capaz de pasar por cualquier lado, nosotros ya hemos abierto la mente para que en ese caso no sea una crítica, aunque hay que reconocer que existen rivales que ofrecen ese plus en este sentido. La falta de baja, sus ángulos de ataque y de salida, junto a unas suspensiones algo blandas para estos menesteres y una distancia mínima al suelo de 17 cm, no son los aliados ideales para enfrentar cualquier aventura osada, aunque la capacidad de vadeo de 82 cm y la solvencia de su estructura expresen lo contrario. Un punto que es notable es el aumento en la calidad del producto coreano, que ofrece una terminación y una solidez estructural a la altura de su categoría. La dirección cumple con una asistencia que hace la vida más fácil tanto en la ruta como en la ciudad y los frenos respondieron con una acción enérgica y apreciables distancias de frenado. La caja de velocidades tiene la posibilidad de pasar los cambios en forma manual, pero en la práctica no son tan rápidos y su funcionamiento es más automático de lo que uno desea ya que tiene unos parámetros preestablecidos, en cada marcha, demasiado conservadores para nuestro gusto.
Razonable

El equipamiento cumple con los requisitos que se tiene para un vehículo de su costo. Airbags frontales y laterales, eficientes equipos de audio y climatización, cierre centralizado de puertas con cierre automático cuando se superan los 40 km/h, apertura interna del tanque de combustible, techo corredizo y levantavidrios eléctricos. Para ofrecer un precio competitivo se han dejado de lado las opciones de la calefacción en los asientos, el cruise control y la climatización automática.
Los comandos para los levantacristales, el cierre centralizado de puertas y los espejos exteriores se ubican perfectamente en el panel de la puerta a la altura ideal.

En el medio de la consola central, en la parte alta, se encuentra el indicador múltiple digital que se destaca por ofrecer un barómetro para medir la presión atmosférica entre 600 y 1.000 hpa, y una brújula azimutal que indica la dirección en la que se desplaza el vehículo sobre un plano de indicación de 180 grados y un ángulo de graduación de 22,5 grados.

El altímetro y el altímetro relativo son las otras informaciones importantes. El equipo de audio y el climatizador son las partes menos beneficiadas en términos de su diseño vanguardista en el interior, pero lo más importante es la eficacia que tienen en su funcionamiento.

La radio o el CD tienen un sonido inolvidable, y es una de sus primeras virtudes. Hay más... La posición de manejo es adecuada, a pesar de tener las regulaciones tradicionales. Longitud, altura, ángulo del respaldo y apoyo lumbar son los ítem para modificar el asiento a gusto, a los que se agrega el volante regulable en altura. Aunque, por su costo, debería tener la posibilidad de graduar la profundidad y los apoyacabezas, aparte de poderse regular en altura -que de hecho esto lo tiene-, les falta la opción para reclinarlos y ofrecer una mejor sujeción para la cabeza. De cualquier forma, es bastante probable que la gran mayoría de las personas pueda encontrar la postura ideal.

•El espacio es una de sus virtudes

El interior es elogiable por disponer de un gran espacio para cinco pasajeros, aunque por el diseño del asiento posterior, quien se sienta en el medio no se encuentra tan a gusto. Los respaldos de los asientos traseros son reclinables.

Existen varios lugares para guardar toda clase de objetos pequeños como portavasos y un lugar específico para guardar los lentes. La capacidad del baúl permite guardar las valijas de todos: 460 litros, que pueden ser 850 o a 2.100 litros, rebatiendo los respaldos de los asientos posteriores.

•Al gusto norteamericano

Si bien es un producto con alcance mundial, el principal objetivo al que apunta es el mercado norteamericano, y es por eso que existe una versión más potente con un motor naftero de seis cilindros y 172 CV, que es la probada por nosotros. Existe otro naftero de 145 CV y 2,5 litros (también, probado por Ambito Financiero), y un turbodiesel de 112 CV, que por el momento en la Argentina no se comercializa.

La suavidad de marcha que otorga el seis cilindros se siente en cualquier condición de manejo y sin duda es el punto más apreciable del motor que consigue valores razonables de velocidad y aceleración junto con una elasticidad destacable que es respaldada por una caja de cuatro velocidades que, por otro lado, no favorece los consumos, siendo elevado en la ciudad -17,4 litros cada 100 km- y en la ruta, cuando uno quiere circular algo fuerte.

El tanque de combustible de 65 litros de capacidad no le brinda una gran autonomía. La hace falta una mayor capacidad. La insonorización está en el promedio de su clase.

•Buen trabajo

Teniendo en cuenta sus dimensiones y el tipo de vehículo que es, el comportamiento dinámico logrado es muy elogiable. Se agarra con bastante eficacia en la ruta, es confortable en la ciudad y absorbe sin problemas los caminos con marcados desniveles del piso.

Su conjunto de suspensiones y el sistema de tracción total permanente han logrado el equilibrio. A la hora del off road puro cada día más existen las 4x4 light y en definitiva, mientras no se la vendan como capaz de pasar por cualquier lado, nosotros ya hemos abierto la mente para que en ese caso no sea una crítica, aunque hay que reconocer que existen rivales que ofrecen ese plus en este sentido. La falta de baja, sus ángulos de ataque y de salida, junto a unas suspensiones algo blandas para estos menesteres y una distancia mínima al suelo de 17 cm, no son los aliados ideales para enfrentar cualquier aventura osada, aunque la capacidad de vadeo de 82 cm y la solvencia de su estructura expresen lo contrario.

Un punto que es notable es el aumento en la calidad del producto coreano, que ofrece una terminación y una solidez estructural a la altura de su categoría. La dirección cumple con una asistencia que hace la vida más fácil tanto en la ruta como en la ciudad y los frenos respondieron con una acción enérgica y apreciables distancias de frenado. La caja de velocidades tiene la posibilidad de pasar los cambios en forma manual, pero en la práctica no son tan rápidos y su funcionamiento es más automático de lo que uno desea ya que tiene unos parámetros preestablecidos, en cada marcha, demasiado conservadores para nuestro gusto.

•Razonable

El equipamiento cumple con los requisitos que se tiene para un vehículo de su costo. Airbags frontales y laterales, eficientes equipos de audio y climatización, cierre centralizado de puertas con cierre automático cuando se superan los 40 km/h, apertura interna del tanque de combustible, techo corredizo y levantavidrios eléctricos.

Para ofrecer un precio competitivo se han dejado de lado las opciones de la calefacción en los asientos, el cruise control y la climatización automática.

Dejá tu comentario