BMW 335i el mas deportivo

Suplementos

Fabricado en Alemania, el Serie 3 continúa siendo en el mundo el vehículo más vendido de su segmento. La consolidación de esta gama se basa principalmente en sus motores y en el comportamiento dinámico. BMW ha ido un paso más delante de sus competidores con el motor empleado en el 335i Coupé.
Se trata de un seis cilindros que, por medio de la utilización de la inyección directa y dos turbos, consigue desarrollar una potencia de 306 CV, un valor generalmente asociado a un motor de 8 cilindros. Dentro de los competidores con motor de seis cilindros, el Mercedes CLK 350 es el que más se acerca con sus 272 CV. En Europa, Mercedes tiene un motor de seis cilindros con inyección directa con 292 CV para su cupé cuatro puertas CLS. Las prestaciones que logra el 335i otorgan un rendimiento semejante al más radical BMW M3 de la generación anterior. El rendimiento es arrollador, muy estimulante. Acelera de 0 a 100 en sólo 5,7 segundos y desarrolla una velocidad máxima de 254,2 kilómetros por hora (está limitado electrónicamente).
El poder de recuperación se manifiesta en cualquier marcha y velocidad, con una contundencia que cambia el estado de ánimo y genera adrenalina. Los consumos son muy buenos y la insonorización es otro aspecto destacable. En ciudad necesita 13,7 litros cada 100 kilómetros y a 120 para recorrer la misma distancia requiere 8,6 litros.
La caja de 6 marchas permite en todo momento explotar el potencial disponible de este motor tan eficiente. El poder de los frenos colabora mucho con su eficacia porque lo detiene en distancias muy cortas y el pedal tiene un recorrido justo y enérgico, como todo auto deportivo debe tener.
Además, cuenta con funciones adicionales, como las luces de freno de intensidad variable, y si está lloviendo, al sacar el pie del acelerador automáticamente acerca, en forma imperceptible para el conductor, las pastillas a los discos de freno para secarlos. La dirección y las suspensiones deportivas en esta versión son los otros ingredientes necesarios para brindar un comportamiento dinámico inolvidable, aunque el confort en ciudad se sacrifica. No es un auto tan confortable en caminos en mal estado, pero es más usable todos los días que el M3.
Hay que tener mucho cuidado por donde se circula porque, aunque cueste creerlo, no viene con una rueda de auxilio. En su lugar, utiliza el sistema Run Flat, que es totalmente inapropiado para nuestros caminos. Además, al ser un neumático especial no son muchas las gomerías que tienen las herramientas necesarias. Si desea realizar un viaje largo le recomendamos agregar un neumático en el baúl. Hace poco, probando un Audi Q7, que cuenta con rueda temporal, tuvimos que esperar cuatro días para que nos traigan el neumático correspondiente.
La posición de manejo es muy buena y la mayor parte de los comandos está a mano, pero es una contra que no lo hayan traído con el sistema iDrive como tiene en Europa. Además, la presentación interior debería ser como los BMW de las décadas pasadas. La actual es demasiado sobria y poco innovadora, en cambio su diseño exterior sí es una de sus virtudes, al igual que la calidad de terminación, encastres y materiales empleados.
El espacio posterior es mejorado de generación en generación. Atrás ahora el espacio es bueno pero no sobra. La capacidad del baúl es de 430 litros. Un valor razonable, pero no debería alojar el cargador de CD, que teniendo en cuenta el año del nacimiento del modelo no se justifica que esté situado en ese lugar.
El equipamiento de seguridad y confort es adecuado a su valor, aunque en seguridad ya es hora de que adopte los airbags de rodilla delanteros, además de los tradicionales frontales, laterales y de cabeza.
La garantía de dos años es limitada para un vehículo de su valor, aunque la marca incluye los cambios de aceite y filtros. En suma, con un comportamiento que es difícil de encontrar en otros autos la nueva cupé 335i se distingue del resto otorgando un placer de manejo que no es fácil de alcanzar.

Dejá tu comentario