¿C4 con volante a la derecha?

Suplementos

Escribe Horacio Alonso Enviado especial a Salta

Cafayate - Aunque todavía no comenzó la comercialización a pleno del nuevo vehículo, el C4 de Citroën sigue dando señales de que va rumbo a convertirse en un referente del mercado automotor. Si la preventa fue exitosa (la demanda rápidamente agotó los más de 1.300 vehículos puestos a disposición), la expectativa de la empresa en cuanto al volumen de operaciones sigue creciendo.
Pero no sólo las proyecciones son auspiciosas en el mercado interno. El C4 que se fabrica en la Argentina abastecerá todos los mercados mundiales, excepto China (aquí se produce una versión sólo para consumo interno). En Brasil se está presentando en estos días y posteriormente se lanzará en otros mercados de la región, aunque el desafío más importante se encuentra en Europa. Inicialmente se comercializará en cuatro países, el mayor volumen lo llevará España (Citroën es líder en ese país) y el resto se repartirá entre Italia, Holanda y Grecia.

PLANES
Los planes de la empresa son seguir sumando nuevos mercados, entre los que se encuentra Inglaterra en etapa de negociación, con la curiosidad de que se convertirá de esta manera en la primera empresa que fabrique autos en el mercado local con volante a la derecha. Esto abriría la posibilidad de llegar también a exportar a Australia.
El único antecedente es la Sprinter de DaimlerChrysler, que abastece desde aquí a Sudáfrica pero en el segmento de los utilitarios.
«Estamos pidiendo más producción a la planta porque la demanda es cada vez más fuerte», explicó el director de ventas de la marca francesa, Osvaldo Marchesin.
Inicialmente, la automotriz proyectaba un volumen de producción de unas 50.000 unidades, de las cuales aproximadamente 90 por ciento se destinarían a la exportación, pero las estimaciones ahora son mayores.
Es por eso, como adelantó este diario, que la planta de El Palomar -donde también se producen los vehículos Peugeot- comenzará a trabajar a partir de octubre en tres turnos para pasar de una capacidad instalada de 115.000 unidades a 160.000.
«La intención de Citroën es liderar el segmento de los medianos, y para eso tendremos que tener 20% de partici-
pación», explicó Marchesin.
Teniendo en cuenta que esa franja del mercado representa unos 42.000 vehículos, la marca aspira a comercializar unos 8.400 autos anuales, mucho más de las 5.000 unidades estimadas hace un par de meses cuando se produjo el lanzamiento industrial.
A pocos días del comienzo de la comercialización del vehículo (está previsto para fines de este mes), Citroën realizó un contacto con el C4 para la prensa especializada en un trayecto entre la capital salteña y la localidad de Cafayate. El evento sirvió también para conocer los precios con los que saldrá el nuevo modelo. La versión inicial (nafta, 1.6) tendrá un valor
de $ 57.600 para llegar a $ 82.000 en el caso de la motorización 2.0 HDI con el mayor equipamiento.

Dejá tu comentario