Confortable y fuerte

Suplementos

La recesión del mercado hace que todas las marcas tengan que replantear sus estrategias para sobrevivir dignamente en estos momentos de crisis. Si bien el panorama es optimista para los próximos años, también es verdad que nadie sabe cuánto tiempo llevará volver a las ventas anuales de 300.000 a 350.000 automóviles. Con menos de 100.000 autos vendidos el año pasado, todos están haciendo malabarismos para seguir firmes y, en el caso del nuevo Vectra, es interesante observar la estrategia empleada por General Motors. En primer lugar, todavía no trae el nuevo modelo Vectra que ya está disponible en Europa y que, de comercializarlo por estas tierras, tendría un valor aproximado de 100.000 pesos como sus competidores modernos Citroën C 5, Renault Laguna, Volkswagen Passat y Ford Mondeo. Con la versión importada de Brasil, tiene un precio inigualable en su categoría para lograr ser el más vendido del segmento, sacrificando elementos de gran sofisticación tecnológica y seguridad de vanguardia. Una prueba exclusiva con la nueva versión dotada de caja automática nos permite conocerlo a fondo.
Se puede obtener una buena posición de manejo con las regulaciones del asiento y volante en altura, aunque este último debería poder modificarse en profundidad y los apoyacabezas no se pueden inclinar. En general todos los mandos se encuentran al alcance del conductor, a excepción de los levantavidrios eléctricos que se ubican bordeando la palanca de cambios.
El espacio interior es amplio, los asientos son cómodos y, como ocurre en otros autos de su clase, el quinto pasajero no va a tener un viaje tan agradable.
 500 litros
La capacidad del baúl es digna de elogio. Dispone de 500 litros que se pueden ampliar a un máximo de 1.240 con el asiento trasero plegado. El motor genera un funcionamiento correcto. Con la caja automática se alcanzan los 200 kilómetros por hora y acelera de 0 a 100 km/h en menos de 11 segundos. Para pasar de 80 a 120 km/h necesita apenas 8,6 segundos. Buenas prestaciones para un auto de 1.375 kg. El consumo en ciudad es elevado, ya que solicita más de 14 litros cada 100 kilómetros recorridos y en esto tiene que ver el hecho de poseer una caja de sólo 4 marchas ya que las mismas se estiran hasta un número elevado de vueltas entre cambio y cambio, por más que se lo trate con dulzura. A favor de la caja hay que reconocer su suavidad de funcionamiento y los pasajes de cambios sin tironeos abruptos.
El equilibrio de marcha es muy bueno y el compromiso de un buen andar en ruta y ciudad está bien logrado.
 Estructura a toda prueba
La solidez estructural sigue siendo uno de sus mayores encantos. En cualquier condición de marcha se lo percibe fuerte, a pesar de un encastre de vidrios y algunos plásticos de calidad mejorables teniendo en cuenta su segmento. Da gusto disfrutar de su solidez estructural.
La dirección en algunas situaciones se manifiesta algo lenta y pesada, aunque hay que reconocer que al momento de circular fuerte se aprecia su asistencia. Los frenos responden sin contratiempos ante cualquier eventualidad y el pedal manifiesta una acción enérgica de entrada. La garantía de sólo 1 año es poco tiempo, si se considera el prestigio de este modelo. El equipamiento de confort es excelente si tomamos en cuenta lo que se pide por él. En seguridad quedan pendientes los airbag laterales y no hay que olvidar que si bien sus competidores están en un nivel de precios bastante más alto (100.000 pesos en promedio), es bueno saber que la mayoría de ellos cuenta con numerosos elementos que inclusive están disponibles en el nuevo Vectra europeo como los seis airbag (incluidos los de cabeza), faros de xenón, limpiaparabrisas con sensor de lluvia, control de presión de neumáticos y de estabilidad, asientos eléctricos y climatizador de dos temperaturas.
En suma, el Chevrolet Vectra tiene su mejor argumento de venta en la excelente relación precio-producto que ostenta por la cual es el auto más vendido de su segmento. Ahora, con el agregado de la conducción relajada que otorga la caja automática pretende seguir seduciendo a nuevos clientes y atributos para lograrlo no le faltan.

Dejá tu comentario