Deportivo y Eléctrico

Suplementos

El prototipo 2008 Dodge ZEO (Zero Emissions Operation) es un modelo deportivo de 2+2 plazas con propulsión totalmente eléctrica. Con llantas de 23", ruedas desplazadas a los extremos de la carrocería y poderosas formas, propone un nuevo tipo de vinculación músculo-máquina.
Uno de los desafíos más grandes que tienen las compañías automotrices es lograr un auto eléctrico que permita obtener agradables líneas de diseño. En general, debido al tamaño de las baterías eléctricas, esto no ha sido posible en varios automóviles de este tipo. Las nuevas baterías más compactas están permitiendo cambiar esto, y el concept ZEO es un claro ejemplo de ello.
«El prototipo rompe el tópico de que un coche eléctrico debe ser aburrido», dijo Bill Zheng, principal diseñador del exterior del prototipo Dodge ZEO. «Un coche eléctrico puede ser tan expresivo como cualquier coche. Este vehículo lo demuestra.»
El avanzado sistema de propulsión es totalmente eléctrico. El pack de baterías de iones de litio de 64 kW ofrece una autonomía superior a 402 km. El motor eléctrico envía a las ruedas traseras 268 CV, una potencia que permite acelerar de 0-100 km/h en 6 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 209 kilómetros por hora; dos valores muy poco frecuentes en automóviles eléctricos.
Desarrolla una aceleración de 0 a 400 metros en 11 segundos; y fiel a los autos más deportivos tiene tracción trasera. Además, tiene un consumo eléctrico equivalente a sólo 2 litros cada 100 kilómetros.
A diferencia de otras propuestas, este concept car es un vehículo de cuatro puertas y cuatro plazas que ofrece plena funcionalidad y responsabilidad medioambiental.
Inspirado en la arquitectura de la banda de Möbius (una superficie con un único lado y un único componente de contorno), los pilares A curvados ascienden hasta los laterales del techo que giran sobre sí y convergen hacia el sector posterior. El parabrisas continúa sobre el techo formando una superficie curvada y concluyendo prácticamente en el baúl. Esta amplia superficie acristalada proporciona a los ocupantes de las plazas delanteras y traseras una perfecta visibilidad y sentido de amplitud.

Interior de vanguardia
Inspirado en formas orgánicas y en la tecnología inalámbrica, el interior exhibe la practicidad que esperan los compradores más jóvenes.
«El prototipo es ejemplo de diseño dirigido a personas acostumbradas a un estilo de vida dinámico que viven rodeadas en todo momento de información y amigos virtuales», declaró Lou Gasevski, principal diseñador del interior. Una estrecha consola central desciende desde el parabrisas creando un efecto de doble puesto de mando para después adquirir una disposición horizontal y dividir el habitáculo. Para evitar una excesiva acumulación visual de elementos, los mandos y la pantalla están enrasados con la superficie del salpicadero.
En vez de un puesto de mando convencional, el volante, la columna de dirección y la instrumentación están tratados como un único elemento independiente. El volante tiene dos radios verticales ubicados muy próximos que dejan libre 80% del interior para permitir una máxima visibilidad de la instrumentación.
El embellecedor central, donde se ubica el airbag del conductor y los interruptores auxiliares, permanece fijo durante el giro del volante, como en los vehículos Citroën, entre ellos, el C4 fabricado en la Argentina.
Detrás del volante, dos palancas horizontales, a izquierda y derecha, activan las funciones del sistema de sonido. Justo delante del conductor y suspendido sobre la columna de dirección, una fina pantalla acrílica de color azul reúne la instrumentación.
Un elegante conjunto de múltiples piezas que se ajusta, junto con el volante, según las exigencias del conductor.
Los cuatro asientos de cuero en color Blanco Súper y con costuras de color cobre ofrecen un máximo confort gracias a su diseño envolvente y contorneado. En posición baja, los finos y esculpidos reposacabezas se apoyan limpiamente sobre la parte superior del asiento. La estructura de los asientos es de aluminio y los respaldos delanteros integran en su reverso pantallas de video.
Por el momento no hay un anuncio oficial para la producción en serie de este prototipo, aunque de confirmarse su buen funcionamiento no hay dudas de que, como alternativa al biodiésel, un automóvil eléctrico con estas características puede representar una excelente opción para el futuro. El precio de las baterías y la capacidad de producción para alcanzar a ser masivas juegan un rol fundamental.

Dejá tu comentario