El primer 4x4 hibrido del mundo

Suplementos

La búsqueda por combustibles alternativos ya se está haciendo realidad. Esta vez, Lexus, ha ido más lejos, creando el primer 4x4 híbrido del mundo. Con este sistema se transformará en el híbrido de transmisión a las cuatro ruedas más potente del mundo. Será el todo camino de lujo con menor consumo de combustible del mercado: una cifra de consumo combinado de 8,1 l/100 km. Y con 192 g/km de CO2, conducir un RX 400h puede suponer una reducción de las emisiones nocivas de hasta 2,6 toneladas al año.Durante los viajes funciona de varios modos: cuando el vehículo está parado, el motor también se para automáticamente para ahorrar combustible.
En condiciones de funcionamiento de rendimiento bajo del motor como, por ejemplo, al arrancar y a velocidades de bajas a medias, utiliza sólo los motores eléctricos, lo que elimina por completo las partículas de CO2. En condiciones normales de conducción, el dispositivo de reparto de potencia distribuye la potencia del motor para impulsar directamente las ruedas motrices y proporcionar energía al generador que, a su vez, impulsa los motores eléctricos.
En estas circunstancias, la distribución de la potencia se controla de forma constante y se ajusta entre el motor de combustible y los motores eléctricos para optimizar la eficacia. Cuando se precisa una aceleración repentina, los motores eléctricos y de combustible funcionan de nuevo en combinación con un suministro adicional de potencia de la batería para impulsar la respuesta del motor. Una característica exclusiva es que cuenta con un segundo motor eléctrico que impulsa las ruedas traseras del vehículo para proporcionar, en distintas situaciones de conducción, el innovador sistema E-four de Lexus de transmisión electrónica a las 4 ruedas. Controlada mediante el Sistema de Control de Estabilidad Avanzado de Vehículo (VDIM), la tracción a las 4 ruedas se activa automáticamente mediante un par de motores eléctricos delantero y trasero de ajuste constante en condiciones de fuerte aceleración (desde la posición de parada hasta la marcha más alta) durante los virajes y cuando las ruedas delanteras pierden tracción. Además, durante la deceleración y el frenado, el motor se desconecta y los dos motores eléctricos actúan como generadores de gran potencia que se recargan con la energía que generan las cuatro ruedas. Este sistema de frenado regenerativo optimiza la gestión de la energía al recuperar tanto la energía cinética (que normalmente se pierde en forma de calor al frenar y decelerar) como la energía eléctrica para almacenamiento en la batería de alto rendimiento. Además, la recarga de la batería se controla de forma constante mediante el generador impulsado por el motor para hacer innecesaria la utilización de una fuente externa que recargue el sistema. A cualquier velocidad, el sistema se controla automáticamente para obtener un óptimo rendimiento y un bajo consumo de combustible con emisiones mínimas, ya sea utilizando sólo los motores eléctricos, sólo el motor de gasolina, o bien la combinación de ambos.
El RX 400h combina un motor V6 de gasolina de 3,3 litros, con una potencia de 211 CV V6 y un motor eléctrico delantero de gran potencia de 650 voltios, síncrono, de imán permanente y 167 CV, así como un motor eléctrico trasero de 50 kW/68 CV, para impulsar las ruedas traseras cuando sea preciso, y que en conjunto producen una potencia máxima de 200 kW/272 CV. Alcanza una velocidad máxima de 200 km/h.
A través de la transmisión constantemente variable, acelerará fácilmente de 0 a 100 km/h en tan sólo 7,6 segundos sin que se produzcan «saltos» entre las marchas. Presenta un consumo de 9,1 litros a los 100 km en ciudad y 7,6 litros a los 100 km en autopista, lo que se traduce en un consumo combinado de 8,1 litros a los 100 km.
El sistema Hybrid Synergy Drive consta de un motor de gasolina, dos motores eléctricos, un generador, una batería de alto rendimiento, una unidad de control de potencia y un dispositivo de reparto de potencia que combina y reasigna la potencia del motor, de los motores eléctricos y del generador según los requisitos de funcionamiento.
La tracción a las 4 ruedas se obtiene mediante una unidad de transmisión trasera dotada de un segundo motor eléctrico de 650 V con una potencia máxima de 68 CV a 4.610-5.120 rpm y 130 Nm de par motor a 0-610 rpm.
La utilización de la dirección asistida eléctrica (EPS) aporta varias ventajas con respecto a los sistemas hidráulicos comparables: consume electricidad únicamente cuando es necesaria la asistencia, de modo que no gasta energía cuando, por ejemplo, se conduce en una recta y, por lo tanto, contribuye a reducir el consumo de combustible en aproximadamente 1,5%. El sistema de frenos electrónico (ECB) no sólo distribuye automáticamente potencia de frenado hidráulico independiente a cada una de las cuatro ruedas, según sea necesario para mejorar el rendimiento de frenado general del vehículo, sino que, además, facilita la regeneración de la energía de frenado.
El funcionamiento del sistema emplea una combinación de potencia de frenado hidráulico y potencia regenerativa de los motores eléctricos delantero y trasero en la deceleración. Una función de control de la presión hidráulica equilibra la fuerza total de frenado entre la que aportan los sistemas hidráulicos y los motores.
Por otro lado, se incluye un compresor de aire acondicionado eléctrico exclusivo de la marca.
Como el compresor utiliza la batería de alta tensión, no es necesario hacer que el motor funcione a ralentí simplemente para enfriar el interior del vehículo, no repercute en el consumo de combustible y se mejora en gran medida la eficacia de la refrigeración.

Dejá tu comentario