El transformista

Suplementos

La clave de la movilidad del futuro estará en poner en tela de juicio lo existente y en la capacidad de generar nuevas posibilidades. Para cumplir estos requisitos, BMW Group Design recurre al sistema Gina (Geometry and Functions In «N» Adaptions: geometría y funciones de múltiple acuñación, según las siglas en alemán), capaz de generar ideas innovadoras, ya que ofrece un máximo margen de libertad a los diseñadores. Así se obtienen soluciones completamente nuevas en términos de diseño y de funciones de los automóviles del futuro. El concept car Gina Light Visionmodel, en el que se han plasmado varias ideas orientadas hacia el futuro, permite obtener una noción de lo que este sistema es capaz de ofrecer.
Todas las propuestas que se hacen con el Gina Light Visionmodel son producto del análisis de las exigencias expresadas por los clientes en relación con la estética y las funciones de sus automóviles, así como su deseo de expresar su carácter individual y su estilo de vida a través de los coches de su elección.
Lo más llamativo es que su carrocería, en lugar de ser de metal, está formada por una estructura de varillas con un recubrimiento textil que resiste el agua y la temperatura. Algunas de estas varillas (de metal y de fibra de carbono) pueden moverse gracias a un sistema electrohidráulico, de manera que diversas zonas de la carrocería pueden cambiar de forma y adaptarse al estilo de manejo.
El vehículo tiene una superficie exterior casi exenta de ranuras, gracias a la utilización de un material textil flexible, tensado sobre una estructura también flexible.
Los mandos de las funciones únicamente están a disposición del conductor cuando éste realmente los necesita.
La carrocería del concept ha plasmado las visiones del automóvil del futuro en un descapotable biplaza. No dispone de los elementos de la carrocería utilizados normalmente en coches fabricados en serie, tales como capó, puertas, techo, tapa del baúl y chapa posterior. Estos elementos se sustituyen por una estructura nueva, compuesta de tan sólo algunos pocos elementos. La estructura metálica está cubierta por un tejido especial, con extrema capacidad de dilatación.

Un auto con capa exterior flexible

La utilización de la capa exterior de material flexible constituye toda una revolución en el sector de la fabricación de automóviles. Diversos elementos de la subestructura son móviles. Estos elementos, controlados electrohidráulicamente, cambian su posición según las condiciones dinámicas del coche y de acuerdo con la voluntad del conductor, con el fin de modificar la forma de la capa exterior del coche y, así, ampliar el tipo y la cantidad de las funciones del vehículo. El mejor ejemplo de ello son los faros. Los faros no están visibles y se encuentran ocultos bajo una cubierta textil especial mientras no sea necesario iluminar el camino. Cuando el conductor enciende las luces del coche, cambia la forma de la parte frontal. A ambos lados de la parrilla ovoide doble que distingue a la marca se abren los recubrimientos a raíz del movimiento que ejecuta la estructura metálica cubierta, por lo que quedan visibles los faros dobles.
En la parte posterior y en los laterales se incluyen más posibilidades de adaptar las formas y las funciones a la situación concreta de conducción. En ambas zonas del coche, la forma de la capa exterior se adapta al deseo del conductor de conducir más dinámicamente.

Dejá tu comentario