Imponente

Suplementos

Escribe Sebastián Ramos Obregón
Para la persona que sabe de autos o que quiere aprender sobre ellos resulta una tarea fundamental conocer un Clase S de Mercedes-Benz.
A través de generaciones siempre ha sido un automóvil que ha marcado el camino a seguir por toda la industria automotriz. Elementos como el airbag, el antibloqueo de frenos (ABS), el control de estabilidad (ESP) y el radar anticolisión (Distronic) nacieron en un Clase S.

Algunas de sus innovaciones, inclusive, no se han trasladado nunca a los Mercedes-Benz menos costosos, y otras se pasan luego de varios años.

Dentro de los autos de lujo y representación siempre ha sido el más vendido, con una clara distancia entre él y sus competidores como el BMW Serie 7, el Lexus LS 430, y el Audi A8, aunque últimamente se han acercado más, especialmente el Serie 7 de BMW.

Típico autos de jefes de gobierno y funcionarios de grandes empresas, la serie anterior, nacida en el año 1998, llegó a vender alrededor de 500.000 unidades, siendo el sedán de lujo de su segmento más vendido de todos los tiempos.

La nueva generación fue presentada en setiembre del año pasado en el Salón del Automóvil de Francfort, Alemania.

Al mes siguiente comenzó su comercialización en Europa y ahora llegó a la Argentina en una única versión. El S 500, dotado de un motor con 8 cilindros y 388 CV de potencia.

En el Viejo Continente tienen una versión turbodiésel (S 320 CDI) con 235 CV, un naftero V6 (S 350) con 272 CV, el 12 cilindros (S 600) con 517 CV y la versión aun más exclusiva 65 AMG con 612 CV, con lo cual es de lejos el sedán más potente del mundo. Antes de fin de año llegarán versiones con tracción total y un turbodiésel más potente.

Una prueba exclusiva nos permitió conocer a fondo al nuevo S 500.

EL VIAJE MAS RELAJADO

Existen muchos aspectos para destacar de este automóvil; entre ellos, la posición de manejo.
Los asientos tienen calefacción, ventilación y cámaras de aire que permiten sujetar el cuerpo en forma increíble. Por si esto fuera poco, posee un sistema llamado de sujeción lateral variable que en una fracción de segundo modifica el volumen y la presión de llenado de las cámaras de aire laterales del respaldo en función del ángulo de giro del volante, la aceleración transversal y la velocidad del vehículo con objeto de mejorar la sujeción del cuerpo del conductor y de su acompañante en curvas.

Además, se ha mejorado el sistema de masaje de la generación anterior. Ahora cuenta con siete cámaras de aire independientes que permiten establecer cuatro niveles de masajes diferentes que contribuyen a estimular la musculatura, favorecer la circulación sanguínea y retrasar el cansancio.

Una investigación científica en la que se compara al Clase S con sus competidores en una prueba de 500 kilómetros en iguales condiciones de tránsito ha comprobado que la frecuencia cardíaca media de los conductores era de hasta 6% (o cinco pulsaciones por minuto) inferior a la de los conductores de los autos de la competencia.

El conductor y sus acompañantes gozan de una presentación interior soñada. Todo se percibe de gran calidad, esmerada terminación y detalles de buen gusto.

Lo único discutible que encontramos es el reloj analógico ubicado en el centro de la consola central en el lugar que tradicionalmente Mercedes ubicaba la tecla para accionar las balizas.

POTENCIA DE SOBRA

Las grandes marcas están realizando una lucha exagerada para demostrar su poderío. Las potencias de las grandes berlinas están más allá de la lógica y la practicidad para explotarlas. ¿Hasta dónde piensan llegar? Nadie lo sabe con certeza, pero lo cierto es que este vehículo con un motor de 8 cilindros y 388 CV obtiene un rendimiento subyugante.

Su velocidad máxima es de 255 kilómetros por hora (está limitada electrónicamente) y acelera de 0 a 100 en 5,5 segundos.

Los consumos son lógicos y la insonorización, irreprochable.

La dirección permite una suavidad destacable en la ciudad y logra un endurecimiento ejemplar al salir a la ruta. Se la siente menos pesada que la del modelo anterior.

Los frenos son excelentes por distancias de frenado obtenidas, potencia y dosificación. Además, tiene una resistencia extrema ante un manejo exigente.

La caja de siete marchas permite explotar su potencial en cualquier condición y el placer de manejo está garantizado por sus suspensiones, que pueden variar su altura y modifican la dureza de los amortiguadores para lograr un andar más deportivo o confortable.

EL AUTO MAS SEGURO DEL MERCADO

El comportamiento dinámico y la solidez estructural son otras de sus cualidades y la seguridad alcanza el punto más alto, aunque increíblemente todavía puede ser superior porque en la Argentina no se trae con el radar anticolisión Distronic Plus, y los apoyacabezas activos sólo vienen para el conductor y el acompañante. Atrás, no están disponibles.

Sí viene con el radar de visión nocturna y el sistema Pre-Safe, que es capaz de acomodar los asientos, tensar los cinturones, y cerrar los vidrios y el techo corredizo ante un accidente inminente. Si sólo fue un susto, todos los elementos mencionados vuelven a su posición original.

Más adelante tendrá unos acolchados para proteger las rodillas del conductor y el acompañante que también podrán volver a su posición y que permitirán ahorrar el costo de un airbag de rodilla.

De acuerdo con sus características técnicas, no existe un automóvil más seguro que el Clase S.

Con respecto al sistema de visión nocturna, es importante aclarar que a través de rayos infrarrojos permite ver más allá del ojo humano y de las luces de xenón (alrededor de 200 metros).

Este sistema puede ser muy útil en la niebla y para detectar animales o personas en la ruta, aunque debemos aclarar que durante nuestras pruebas no hemos tenido situaciones de riesgo o cruce de animales que permitan demostrar su total eficacia más allá de las poderosas luces bixenón con que contaba el auto. Sí percibimos un entorno más visible de los laterales del camino. Además, su pantalla se ubica en el tablero de instrumentos en el lugar del velocímetro y obliga a llevar la vista hacia ella. Lleva un tiempo de acostumbramiento.

Muy pocas cosas para mejorar en un auto casi perfecto. Entre ellas, la rueda de auxilio temporal es inapropiada para nuestros caminos. La garantía no tiene relación con el valor del auto, y el costo es muy elevado, aunque hay que aclarar que es un auto caro en todo el mundo. En Europa tiene un valor promedio de 100.000 euros y aquí cuesta 165.000 dólares. Le han agregado equipos que son opcionales allá, y además cuenta con una carga excesiva de impuestos que es casi de 45% del valor del auto.

Por lo demás, no hay dudas de que el Clase S es la nueva referencia. En seguridad, confort y placer de manejo existen muy pocos autos en el mundo capaces de ofrecer un grado de satisfacción semejante.

Dejá tu comentario