LA ULTIMA SEDUCCION CHRYSLER

Suplementos

El grupo DaimlerChrysler está logrando que sus principales marcas (Mercedes-Benz, Jeep y Chrysler, entre otras) compartan más elementos para bajar los costos de producción y aumentar la calidad de sus productos.
Uno de los trabajos fundamentales para aplicar esta nueva filosofía es compartir elementos que al aumentar su producción se bajan los costos sin perder calidad. Es así como en la actualidad pueden verse una Grand Cherokke con motor turbodiésel y caja de cambios automática derivados de Mercedes-Benz, y al Chrysler Crossfire que utiliza muchos componentes del primer Mercedes-Benz SLK y se fabrica en Alemania. Recién llegado a la Argentina se presenta en sus dos versiones: Coupé y Roadster. Su diseño exterior es agresivo, elegante e innovador. Se destacan las tomas de aire laterales y el alerón que se despliega en forma automática arriba de los 100 km/h. Otra particularidad de su técnica son los neumáticos traseros de 19 pulgadas para aprovechar toda la potencia del motor, y delanteros de 18 pulgadas para lograr una mejor maniobrabilidad.

Exterior
El Crossfire está montado sobre una carrocería de una sola pieza diseñada con expresividad y romanticismo por el prestigioso carrocero alemán Karmann de Osnabrück, que ha dotado al coche de un aspecto más arquitectónico que el de los automóviles tradicionales.
No en vano su diseño está inspirado en el edificio Chrysler de Nueva York, uno de los exponentes más relevantes del art déco. Para conseguir la línea ligera y estilizada de este coupé se utilizaron materiales nada comunes en la fabricación de coches: aluminio en la carrocería y fibra de carbono en el chasis. Su carrocería compacta ofrece un centro de gravedad bajo y una gran estabilidad gracias a la gran distancia entre ejes y a los neumáticos elegidos.

Interior
Los asientos son tipo competición con acabado de cuero natural, calefaccionados y con el emblema alado de Chrysler en los reposacabezas que imprimen ese toque de distinción buscado por sus diseñadores. Los mandos del aire acondicionado con control automático de temperatura, y el control automático de velocidad, entre otros mandos, están perfectamente situados para que con rápidos y precisos movimientos el conductor apenas aparte los ojos del camino.

Seguridad
En el panel de instrumentación encontramos un testigo controlador de la presión de los neumáticos y un automatismo de acceso al coche sin llave («keyless»).
Los airbags laterales torácicos están montados dentro de las puertas, y su programa electrónico de estabilidad integra la intervención del freno y del acelerador para evitar pérdidas de trayectoria.
Dentro de sus adelantos en seguridad preventiva, cuenta con un sistema de frenada con asistente de emergencia.

Crossfire Cabrio
Disfrutar del sol cuando comienza a brillar y alcanzar a tocar la brisa. En 22 segundos, la capota se oculta bajo su cubierta rígida. Y no sólo ofrece exclusivo ambiente, también sistema de sonido Infinity de 240 W, y asientos regulables eléctricamente en ocho direcciones. El motor V6 de aluminio pesa unos 30 kg menos que un equivalente motor rival. Se destacan el Programa Electrónico de Estabilidad (ESP) y el control de tracción (ASR), elementos que permiten tener un mejor control del vehículo. Las dos versiones toman las curvas con soberbia agilidad y equilibrio. La caja de cambios puede ser manual de 6 velocidades o automática de 5 velocidades (disponible opcionalmente en el Limited), que incluye función AutoStick para cambiar manualmente de modo secuencial. El costo del Coupé es de 61.000 dólares y el Roadster cuesta 68.800.

Dejá tu comentario