Nuevo Volvo S60

Suplementos

Escribe Astrid Ljungmann

Bajo el lema «Revolvolution», Volvo Car Argentina presentó el Volvo S60, último producto en ser desarrollado por Volvo y que sintetiza las cualidades buscadas por la marca sueca. Con el S60, Volvo completa su gama en el país, compuesta por el Cross Country, S40, V40, S80 y V70.

Llega para competir entre los vehículos premium, como el BMW Serie 3 y el Mercedes-Benz Clase C. Ofrece un diseño adaptado perfectamente a estos tiempos, con un estilo contundente y mucha personalidad. Se muestra poderoso, y da una idea de la herencia en seguridad recibida de sus antecesores, que forjaron la fama de la marca con hechos concretos.

Para mantener el control del vehículo en situaciones límite, cuenta con control de estabilidad y de tracción (ITC), ABS y distribuidor electrónico de frenaje. Además y ante un inevitable impacto, la estructura del auto está preparada para proteger a sus ocupantes mediante dispositivos como cortinas inflables (IC), sistemas patentados de protección ante impactos laterales (SIPS), un sistema que minimiza los posibles daños por el efecto latigazo en una colisión, WHIPS y airbags frontales y laterales, entre otros. A nuestro país llega con un motor de 2,4 litros, cinco cilindros en línea, en sus versiones de aspiración normal y turbo de baja presión y uno de 2,3 litros, también cinco cilindros en línea, pero con turbo de alta presión. Con el primero eroga una potencia de 170 CV y alcanza una velocidad de 210 km/h, con el segundo llega a los 200 CV de potencia máxima y a una velocidad de 225 km/h y con el tercero trepa hasta los 250 CV y a una velocidad de hasta 245 km/h. Cualquiera de estas motorizaciones puede estar acompañada por una caja manual de cinco velocidades o una transmisión automática de cinco velocidades controlada electrónicamente con función Geartronic (secuencial). El listado de elementos destinados al confort es amplio.

Se encuentran, entre otros, techo solar eléctrico, espejos retrovisores con mando eléctrico, calefaccionados, retráctiles y con memoria, climatizador electrónico, sistema de calidad de aire interior y filtro antipolen, control crucero, computadora de a bordo, asiento de conductor eléctrico con memoria y detalles de terminación de madera que realzan el conjunto interior.

Con precios que comienzan en los $ 46.700 para la versión 2.4 manual y culminan en $ 57.800 para el T5 automático, la firma sueca pretende morder una porción de este interesante y cada vez más competitivo mercado.

Dejá tu comentario