PARA EXIGENTES

Suplementos

El Volkswagen Passat ha cerrado 2006 como líder del segmento de los autos medianos grandes de las llamadas marcas generalistas. Junto con el Peugeot 407 se ha distanciado de sus rivales realizando una lucha aparte en busca de ser los más vendidos en su clase. La receta de Volkswagen con el Passat ha sido incluir una cantidad de versiones que sorprende por su magnitud, entre ellas, la recién arribada 4 Motion, V6, DSG. Un conjunto de siglas y palabras que significa que tiene tracción total, un motor de seis cilindros con 250 CV y la caja especial DSG.

PLACER DE MANEJO

La unión de estos elementos es una opción excelente porque por primera vez un Passat obtiene como uno de sus grandes puntos a favor el placer de manejo, un ítem comúnmente asociado a un deportivo o a autos de BMW y Alfa Romeo. Esta es su gran virtud. Con estos elementos el Passat se coloca en la cima de su segmento porque no existe un competidor que tenga características similares a este modelo.

Para encontrar vehículos parecidos hay que buscar en la gama de los llamados premium es decir un Mercedes-Benz, BMW o Audi. Es curioso el hecho de haber limitado la velocidad máxima. Lo han decidido así porque para adaptarlo a nuestros caminos tiene unas suspensiones más altas. Desarrolla 212,3 kilómetros por hora y acelera de 0 a 100 en 7,8 segundos. El motor regala en todo momento nuevas emociones y sólo el consumo en ciudad es un punto a mejorar. Necesita 15,8 litros cada 100 kilómetros. La caja especial DSG, la eficacia de los frenos, dirección y suspensiones se unen para contribuir a un andar que logra un gran comportamiento dinámico en todo momento.

Además, para ciertas condiciones especiales de manejo cuenta con la ayuda de la tracción integral. La posición de manejo es muy confortable al disponer de un asiento de gran sujeción y con múltiples regulaciones. La presentación interior es otra de sus virtudes junto con la capacidad del baúl. También se destaca la inclusión de la rueda de auxilio de medida convencional, más apta para nuestro territorio en vez de los neumáticos temporales o con el sistema Run Flat. El equipamiento de confort y de seguridad es abundante, y en su interior se respira un ambiente de calidad, pero uno de los aspectos para mejorar es el espacio dedicado al quinto pasajero.

Otro ítem que merece ser replanteado es la garantía. No puede ser que un auto de un segmento alto tenga una inferior a varias pick-up de trabajo y de menor costo, y a vehículos económicos como el Hyundai Atos, que ofrecen tres años de garantía o 100.000 kilómetros. Un usuario que decide desembolsar más de 50.000 dólares en un automóvil merece mayor respaldo. En suma, con esta versión el Passat se aleja de sus competidores tradicionales y se perfila como una gran opción ante los vehículos premium demostrando que con sus nuevas características está preparado para afrontar mayores exigencias.

Dejá tu comentario