6 de septiembre 2005 - 00:00

Renault se anima al todoterreno

Renault se anima  al todoterreno
Renault expresa con Egeus una visión de alta gama del segmento SUV (Sport Utility Vehicle). El vehículo todoterreno era una de las materias pendientes de la marca, aunque es importante saber que esta clase de vehículo todavía no tiene un volumen de ventas tan grande en Europa, como sí lo tiene en Estados Unidos, pero muchas marcas europeas como Renault, Peugeot, Fiat y Lancia no están presentes en las tierras del Tío Sam; por eso se tomó su tiempo y además aprovecha el conocimiento de su socia Nissan para ofrecer un comportamiento digno en el off-road. Se configura como vehículo útil tanto para el tránsito en ciudad como en ruta ya que une placer de conducir, elegancia y deportividad. Renault presenta su nuevo concept car Egeus, un SUV de lujo con transmisión integral. Sus líneas seductoras y elegantes junto con su habitáculo confortable y lujoso son dignos de una berlina, sus dimensiones le otorgan gran habitabilidad, mientras su diseño fluido y suave remite a una coupé de alta gama. Egeus encarna el equilibrio entre elegancia, deportividad, fuerza y potencia. Su diseño, enmarcado en la línea de los anteriores concept cars Wind y Fluence, es fluido y homogéneo, y evita de esta manera la agresividad habitual del diseño de los todoterreno convencionales.
Su exterior es sencillo y a la vez voluptuoso, dando la impresión de haber sido fabricado en un solo bloque.
El interior, funcional e innovador, ofrece cuatro asientos independientes con el confort de un auto premium. Su espacioso habitáculo se distingue por sus materiales nobles y una sutil mezcla de colores y texturas. Amplio, confortable y a la vez discreto, su interior expresa minimalismo y busca el bienestar de sus ocupantes.
Sus asientos envolventes ofrecen un destacado confort y se distinguen por su gran funcionalidad, ya que en la parte delantera pivotan hacia el exterior y descienden 70 mm para garantizar una mayor facilidad de acceso; las puertas enfrentadas y la ausencia del parante central aseguran una accesibilidad muy buena a las plazas traseras.
Su baúl posee dos partes: un portón clásico y una parte inferior motorizada que se baja y presenta una plataforma deslizante, lo que permite cargar objetos pesados o voluminosos con facilidad y sin esfuerzo. Sus comandos son fieles al touch design: el selector de velocidad propone una ergonomía simple pero con estilo, los comandos de las informaciones multimedia son de fácil manipulación mientras las palancas de mando del volante se fusionan con la forma de la mano. El motor es un espectacular turbodiésel con 6 cilindros en V, 3,0 litros y 250 CV de potencia máxima. Este propulsor, que responde a las normas de antipolución Euro 4, está equipado con un filtro de partículas, que manifiesta un sincero respeto por el medio ambiente. Por su parte, el modo de transmisión 4x4 totalmente automático regula la tracción en las cuatro ruedas de 0% a 100%, según el nivel de adherencia al suelo.
Este tipo de transmisión, asociada a una caja de 7 velocidades automática con cambio de marchas estilo impulsional, ofrece un placer de conducción de alto nivel a la vez que reduce notablemente el consumo y la emisión de C02. Según Patrick Le Quement, vicepresidente senior de Diseño de Renault, «Egeus representa un SUV con espíritu tanto para la ciudad como para el off-road; es una suerte de coupé alta que combina placer de conducción con elegancia y deportividad».
De esta forma, Renault adelanta su anhelo de incursionar en un segmento apasionante, inexplorado para la marca, pero en el que pretende demostrar su experiencia obtenida hasta el momento como creador de automóviles innovador y vanguardista.


Dejá tu comentario