Negocios

Suscriptoras de Ámbito se reunieron en Íobella para conocer las últimas innovaciones en tratamientos de belleza

Durante el encuentro, se habló de cooltech, lo último en métodos no invasivos para eliminar la adiposidad localizada con frío. Dos asistentes ganaron sus tratamientos.

En un viernes de sol, previo a la llegada de la primavera, lectoras y suscriptoras de Ámbito se reunieron en Íobella para tomar un relajado desayuno, participar de sorteos y conocer más sobre la última tecnología no invasiva para eliminar la adiposidad localizada con frío.

Se trata de cooltech, un método de crioadipólisis que se caracteriza por ser seguro y versátil, ya que al contar con múltiples cabezales puede tratar abdomen, flancos, espalda, pantalón de montar, brazos, axilas, cara interna de la rodilla y hasta la papada. Todo en pocas sesiones con tiempos que varían según el área que se busque trabajar: por ejemplo, una papada lleva 45 minutos, mientras un abdomen, 75.

IOBELLA2.jpg

Tras disfrutar de un rico café en la sucursal de Microcentro del instituto de estética femenina y masculina, sito en el tercer piso de un coqueto edificio en Viamonte 524, las asistentes pasaron a un salón en donde Angie, una de las expertas en el manejo de esta máquina, destacó que la grasa que se cristaliza se elimina por el sistema linfático, a través del sudor y la orina.

Luego, invitó a cada una de las suscriptoras a pasar por un gabinete en el que se realizó un diagnóstico personalizado sobre las zonas a tratar y qué cabezales utilizar, entre ellos el tiny (que es pequeño e ideal para la papada), el straight (recto y apto para el abdomen a lo ancho) o el curved, (el indicado para los flancos).

Uno de los atributos de esta nueva tecnología es su seguridad, ya que no produce aumento en colesterol en sangre (otros métodos están contraindicado para pacientes con hipercolesterolemia). Y los profesionales destacaron que son muy pocas las personas que no pueden usar cooltech, que son aquellas con patologías raras asociadas al frio.

IOBella10.jpg

Gastón Clemente, Director Médico de Íobella Central explicó que “este revolucionario tratamiento remodela zonas corporales específicas a través de una aplicación de frío controlado que busca cristalizar la célula grasa y de esa forma destruirla”. Comparó a esas células adiposas con “una flor que se va marchitando, va muriendo despacito día a día y va soltando su contenido que es eliminado a través del sistema linfático”.

El experto aseguró que este método, al ser “muy fisiológico”, es seguro y prácticamente apto para cualquier paciente. Su finalidad “es la reducción permanente de un gran número de adipocitos, por lo que el aparato nunca se va a volver a localizar igual y si en un área antes habían 1000 adipocitos, pasan a haber entre 400 y 600”, remarcó.

IOBELLA7.jpg

Clemente aclaró que el tratamiento con esta tecnología “es personalizado y se hace una evaluación previa, se pregunta sobre qué antecedentes médicos tiene quien lo solicita y si toma alguna medicación”. A su vez, es muy importante saber qué aplicador o cabezal es el correspondiente para cada adiposidad, ya que los cuerpos no son todos iguales.

“Aclaramos que cooltech es un proceso permanente pero gradual, en el que los primeros resultados se ven a las cuatro semanas y los definitivos entre las 8 y las 12 semanas. Además las sesiones no requieren tiempo de recuperación, por lo que los pacientes pueden continuar con sus tareas habituales”, indicó Clemente.

Por último el director médico comentó que la tecnología está presente en Íobella desde hace apenas dos meses, pero que ya realizaron más de 200 tratamientos con resultados sorprendentes.

IOBELLA3.jpg

Luego de las explicaciones y de que se otorgaron presupuestos personalizados (con facilidades de pago) se realizaron sorteos y dos afortunadas ganaron los tratamientos a su medida. Aunque ninguna se fue con las manos vacías, ya que hubo otros premios como relojes, botellas de vino y entradas para ver música clásica en el Teatro Coliseo.

Como si fuera poco, cada una de las asistentes se llevó una edición del diario y una entrada de cine para dos personas. Todo un combo para empezar a cortar con la semana más temprano, agasajarse y disfrutar.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario