Edición Impresa

También fiscal Moldes pide ahora detener a Cristina

Sin fisuras respecto de la apelación de Carlos Stornelli y Carlos Rívolo, el fiscal ante la Cámara Federal Germán Moldes Fiscal pidió ayer ratificar procesamientos por asociación ilícita en la causa cuadernos y pidió celeridad para ordenar la detención de Cristina de Kirchner cuando los camaristas convaliden lo actuado por Claudio Bonadio. Así se cumpliría el singular criterio de "doble conforme" durante la instrucción de la causa, requisito que el magistrado inauguró para que se curse al Senado un nuevo pedido para que la senadora pierda sus fueros y sea detenida. Su defensa contra atacó inmediatamente requiriendo que los camaristas citen como testigo al editor Jorge Fontevecchia que aseguró que empresarios le dijeron que en el juzgado los forzaban a direccionar su testimonio de arrepentidos contra la exmandataria.

Para Moldes, se debe confirmar que Cristina era la "jefa" de una asociación ilícita en la causa de los cuadernos. También que se considere como organizadores a los arrepentidos José López, Ernesto Clarens, al extitular de la Cámara Argentina de la Construcción Carlos Wagner. En sintonía con lo apelado tras el procesamiento (que no conformó ni a acusadores ni imputados), pidió agravar la acusación sobre otros procesados al modificar las calificaciones y revertir la falta de mérito con la que se había beneficiado a Jorge Neira (de Electroingeniría), Javier Sánchez Caballero (IECSA); Rodolfo Poblete (Grupo Romero), Héctor Alberto Zabaleta (Techint), Francisco Rubén Valenti (Pescarmona) y Osvaldo Acosta (Electroingeniería).

Moldes dedicó una buena parte de su memorial a la situación de la expresidenta. Dijo que "algunos de los imputados están detenidos y eso, por sí solo amerita acortar los términos para dar certeza a una situación en la que la libertad de una persona se encuentre en juego. En sentido contrario, sucede que otros imputados que deberían estar presos no lo están, amparados por sus fueros, y es precisamente la resolución de esa Cámara, un doble conforme (sí, como lo esperamos y más allá de corregir esas mínimas desviaciones que promovieron la apelación del Ministerio Público Fiscal ratifica en su parte sustancial el enfoque general que inspira el auto caucionado) la que habilitará, ante un más que previsible pedido de desafuero, la desafectación de ese resguardo para que la jefa de la asociación ilícita investigada y procesada en autos por ese grave ilícito resulte inmediata y efectivamente detenida".

El fiscal remarcó que no hay demasiadas diferencias entre la decisión de Bonadio y la apelación de Stornelli. "De la lectura de los agravios de los recurrentes se advierte que el disenso entre la posición del Juez y la del Ministerio Público es mínimo. Básicamente se limita a la calificación legal asignada a una parte de los hechos, los tipos penales aplicables y el rol desempeñado por algunos de los integrantes de la asociación delictiva". Moldes advierte que la figura correcta sería la de cohecho. "A la luz de los hechos expuestos en las presentes actuaciones -señaló- parece absurdo suponer que los empresarios que acordaron con los más altos funcionarios del gobierno entre los años 2003 y 2015 y que se beneficiaron con ello cartelización de la obra pública simplemente hayan obsequiado dinero a los funcionarios en el sentido definido por la norma legal cuestionada". Queda claro que para el fiscal es cohecho y no dádivas.

Sobre el financista Clarens, Moldes advirtió que "integró la asociación desde sus comienzos por tanto tuvo una participación primordial tanto en el desarrollo constitutivo como hasta en los últimos hechos investigados y formó parte de la agrupación bajo el mando de Néstor y Cristina Kirchner". Por último, también coincidió con los fiscales Stornelli y Rívolo en que se les debe dictar prisión preventiva a los procesados Alejandro Ivanissevich; Manuel Santos Uribelarrea; Gabriel Romero, Jorge Juan Mauricio Balan; Hugo Alberto Dragonetti; Hugo Antranik Eurnekian, Clarens y Enrique Pescarmona. Moldes solicitó que se certifiquen si fueron beneficiados con exenciones de prisión.

"La sociedad exige celeridad de la justicia y ya no tolerará que dilaciones injustificadas terminen diluyendo las responsabilidades de personajes públicos en hechos de notoria gravedad institucional", sostuvo Moldes, haciendo referencia a la causa Armas que fue pulverizada por la Cámara de Casación.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario