Política

Tarifas I: rechazo activa dilema en la oposición

La unión de todo el antimacrismo en 2017 frenó las subas craneadas por el Gobierno. Duró un suspiro tras el rápido veto del Presidente. Justicialismo y massismo, obligados a formar interbloque.

El anuncio de aumentos de tarifas varias realizado por el Gobierno a fines de 2018 ya provocó un problema extra en la oposición. Tras el éxito de la unión antimacrista de mitad del año pasado en el Congreso para frenar subas que luego continuaron vigentes por el veto presidencial, el inicio de 2019 y la puesta en marcha del calendario electoral en varias provincias provocará un dilema entre los principales bloques antimacristas.

Como principal perjudicado de esta situación aparece el peronismo, quien aportó los votos necesarios el año pasado para dar el empujón final a la ley que frenó suba de tarifas -luego vetada- pero que quedó pegado al cristinismo. La estrategia del Gobierno en esa ocasión fue la de explotar esa “pegatina”, que luego salió muy cara a la hora de negociar con los justicialistas -y gobernadores- el combo presupuestario y de delirantes impuestos para el corriente año.

De cara al año electoral, el peronismo sigue con problemas de figuras pero se encuentra un poco más aceitado, tras reuniones varias de gobernadores y bloques legislativos más firmes en el Congreso. El Frente Renovador se plegó junto a los justicialistas y ahora sólo resta la conformación de un interbloque para refrendar la estrategia de unión. Sin embargo, los movimientos del tigrense Sergio Massa, referente de ese espacio, aún dejan dudas sobre la viabilidad de ese paso.

Por otro lado, el Frente para la Victoria también tiene problemas de “pesos pesados” por fuera de Cristina de Kirchner -todos postulantes más cercanos al fracaso, incluso en sus propios distritos-, pero su postura inflexible sobre tarifas le permite jugar “gratis”. De hecho, aprovecharían una votación en conjunto con los peronistas, a quienes necesitan y convocan a la “unión” pero sólo bajo el mando de la expresidente para no ser considerados “traidores”.

Bajo esos parámetros se entienden las declaraciones de la semana pasada del jefe del peronismo en Diputados, Pablo Kosiner y las de las últimas horas del líder del cristinismo en esa cámara, Agustín Rossi.

El kirchnerista no sólo adelantó un nuevo proyecto para congelar los valores de 2018 y por un año -es decir, hasta nuevo mandato presidencial-, sino también que hablará “con todos los bloques para tratar de acordar algún texto, o bien que cada uno presente iniciativas” para después consensuar en comisión la propuesta final. Sobre los plazos, mencionó a “la primera sesión del año” como fecha probable, ya que en caso de haber sesiones extraordinarias en febrero próximo, sólo se podrá votar el temario enviado por el Ejecutivo.

Luego, Rossi blanqueó la necesidad de “una oposición unida para rechazar estas políticas, y también una sociedad lo más movilizada posible, porque son las cosas que al Gobierno lo hacen retroceder parcialmente de las decisiones que va tomando”.

Por su parte, Kosiner se adelantó al kirchnerismo y días atrás aseguró que “el Gobierno de Mauricio Macri parece desconocer la realidad del país y la capacidad de pago de los argentinos” debido a la “obsesión” de “golpear el bolsillo de los usuarios sin medir las consecuencias”.

Los diputados -en su mayoría, justicialistas- además destacaron que “está claro que el Gobierno sufre graves problemas de gestión” y aún no olvidaron la dura disputa de meses atrás tras las subas de tarifas que la oposición freno vía ley y luego Macri vetó. “Buscamos brindar alternativas pero el Presidente de la Nación no escucha y siguen las malas noticias”, alertaron.

Kosiner también solicitó “responsabilidad” a Casa Rosada y que se deje “de jugar con la vida de la gente”. Por último, recordó el rechazo del PJ a “la resolución 20/2018 de la Secretaría de Energía para que los usuarios compensaran con un pago extra en cuotas a las empresas de gas por la devaluación”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario