Información General

Tecnología, al servicio de la rehabilitación de pacientes con esclerosis múltiple

En un encuentro latinoamericano sobre la enfermedad, expertos resaltaron que hoy es posible hacer "teleneurorehabilitación" con una tablet o PC y un programa de realidad virtual. El objetivo es recuperar la funcionalidad.

La rehabilitación física y cognitiva de los pacientes con esclerosis múltiple, que en algunos casos puede realizarse desde el hogar con ayuda de una PC o tablet y bajo el monitoreo de un especialista, constituye uno de los pilares fundamentales en el tratamiento de la enfermedad. Así lo indicaron expertos de Argentina y el mundo en el Marco del 3° Charcot Latinoamericano 2019, que se celebra en Buenos Aires hasta el 23 de marzo. Este tipo de ejercicios están orientados a recuperar la funcionalidad perdida por brotes potencialmente discapacitantes originados por esta condición.

La doctora Liliana Patrucco, médica neuróloga y jefa de la Sección de Enfermedades Desmielinizantes del Hospital Italiano explicó que entre las principales novedades del evento, están que hoy “la rehabilitación tanto física como cognitiva no solamente puede hacerse de manera presencial sino también virtual utilizando la tecnología, lo que se conoce como teleneurorehabilitación, a través de un software especialmente diseñado para que el paciente desde su casa pueda cumplir con determinados objetivos, siempre monitoreado por el especialista, que puede ser el rehabilitador físico, el terapista ocupacional o la neuropsicóloga que se encarga de los aspectos cognitivos del paciente”.

Para poder hacer la teleneurorehabilitación se precisa que tener una PC o una Tablet en el que pueda ser instalado un programa integral de realidad virtual basado en la realización de ejercicios que son captados por un sensor y se ven reflejados en la pantalla, lo que permite que se plasmen de manera lúdica. Por ejemplo, en el monitor, se presenta una fruta que el paciente debe guardar en el estante correspondiente. Realizando movimientos reales, se refleja en pantalla lo que hace la persona. Esto permite trabajar los movimientos finos de precisión y de coordinación, pero también hay ejercicios que proponen la marcha de la persona.

El médico neurólogo Edgardo Cristiano, Director del Centro de Esclerosis Múltiple de Buenos Aires (CEMBA) del Hospital Italiano, señaló que esta tendencia va en aumento, “sobre todo porque permite acortar las distancias, teniendo en cuenta que no todas las personas pueden ir físicamente a los lugares donde se realiza este abordaje. A su vez, recordó que “la rehabilitación y la actividad física de los pacientes con esclerosis múltiple son aspectos que no tienen toda la consideración que se merecen, sin embargo son fundamentales en el tratamiento”.

Es que con este abordaje se trata de recuperar la funcionalidad. “Hay algunas habilidades que tal vez no se podrán recuperar, pero otras sí, con estrategias adecuadas puede seguir llevando una vida normal”, señaló. Para ello resulta clave el concepto de plasticidad, ya que desde hace tiempo se observó que ejercitando el cuerpo y el cerebro, las neuronas de aquellas zonas que están dañadas por la afección son reemplazadas en sus funciones por otras que permanecen sanas.

Uno de los speakers de lujo dentro del evento fue el médico italiano Giancarlo Comi, Presidente de la Fundación Charcot y pionero en este tipo de abordaje, quien aclaró que con estas terapias se busca “la reorganización de los tejidos para recuperar más funciones”, más allá de que algunas conexiones entre determinadas zonas del cerebro no se recuperen. Es que con la rehabilitación adecuada “la actividad de estas neuronas puede ser tomada por otras zonas no dañadas”.

A la vez se mostró preocupado de que en su país, Italia, la EM crece en número de casos. De hecho, en sólo 15 años se duplicaron los casos y hoy se contabilizan cerca de 20 mil pacientes. Ese aumento también se da en Argentina, según indicó la doctora Patrucco.

La esclerosis múltiple es una enfermedad inmunológica crónica y discapacitante, producto del daño que se produce en la mielina, es decir, en la capa que recubre las fibras nerviosas del sistema nervioso central. Según datos aportados por los especialistas, la prevalencia de esta patología, que suele presentar los primeros síntomas entre los 18 y 40 años, es de 32 por 100 mil habitantes, con lo cual se estima que en Argentina habría entre 14 mil y 18 mil pacientes. Afecta más a las mujeres que a los hombres, en una relación de 3 féminas por cada varón.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario