Ciberseguridad: urgencia para empresas y oportunidad para universidades

Tecnología

Los próximos años serán decisivos para el desarrollo empresarial dentro del ecosistema tecnológico. Sin importar el giro, las compañías enfrentarán una de sus etapas más agudas en materia de seguridad.

Ante el desarrollo de los criminales digitales y la falta de profesionales capacitados en ciberseguridad, cada empresa está obligada a tomar medidas preventivas, implementar novedosas prácticas y sumar esfuerzos junto con otros jugadores. Es decir, será necesario no solamente enfocarse en la seguridad digital, sino tratar de adelantarse a sus posibles consecuencias. Capabilia, plataforma de educación continua especializada en ciberseguridad, explica las claves para entender el actual panorama de la seguridad informática.

ciberseguridad.jpg
Cada empresa está obligada a tomar medidas preventivas, implementar novedosas prácticas y sumar esfuerzos junto con otros jugadores.

Cada empresa está obligada a tomar medidas preventivas, implementar novedosas prácticas y sumar esfuerzos junto con otros jugadores.

I. Inversión inmediata y no centrada en las IT

Si el tema más importante en el ecosistema digital para los próximos años es el de la seguridad, resulta evidente que habrá que destinar dinero a ello. Según la firma Gartner, en la actualidad el gasto global en ciberseguridad va a aumentar un 8.7% (124 mil millones de dólares), más del doble de lo contemplado. Ya no bastará con cambiar constantemente las contraseñas, manejar el menor número de datos posible y confiar en algunos empleados; ni mucho menos pensar que es un problema exclusivo de las áreas de las tecnologías de la información, la inversión deberá contemplar cada una de las actividades clave del negocio y, desde ahí, establecer prioridades y resolverlas.

II. Capacitación en materia de seguridad informática

Para encontrar rápidas soluciones, lo mejor es contar con alguien que comprenda de raíz la problemática. Harvard Business Review destacó recientemente que la capacitación en ciberseguridad es una de las mejores inversiones para una empresa, siempre y cuando se tome como un pilar en la construcción de una cultura en dicha materia. Al tratarse de un tema que no descansa y que evoluciona constante y velozmente; y ante la imposibilidad de detener el negocio para reflexionar y actuar en torno a la ciberseguridad, la manera más adecuada de capacitarse es y será vía online, ya que cuenta con los beneficios de flexibilidad, actualización constante y, sobre todo, adaptabilidad a los tiempos y necesidades de cada empresa, sin importar si es pequeña o una gran multinacional.

Esto representa una oportunidad para que las universidades puedan ampliar su oferta de formación a través de plataformas digitales, y así atender de manera efectiva la creciente demanda de capacitación de profesionales en seguridad informática.

III. Desarrollo y formación de puestos profesionales

Actualmente existen 4 millones de vacantes en ciberseguridad, siendo Latinoamérica la zona que presenta una brecha mayor con 600 mil puestos laborales en disposición, seguido por Estados Unidos (560 mil) y Europa (290 mil). Y, como ya se mencionó, esta situación no cambiará mucho en los próximos años, dejando millones de vacantes libres para profesionales especializados en seguridad virtual para los próximos años. Por esta razón, ya no bastará sólo capacitar al personal constantemente; si se quiere que el negocio siga prosperando, cada compañía deberá crear nuevos puestos para profesionales en seguridad informática así como estrategias para esta área, pues en un ecosistema digital en persistente transformación, la seguridad es un insumo clave frente a la criticidad de las operaciones tecnológicas; haciendo de cada empresa responsable de generar sus propios especialistas y, con esto, iterar y reducir la relación vacantes-ciberseguridad en el mundo.

IV. Generar alianzas

El trabajo conjunto es esencial. Si bien se desarrollan y aplican estrategias respecto a la seguridad informática, resulta evidente que la tecnología ni los recursos propios alcanzan por sí mismos. El esfuerzo debe ser conjunto y, en este caso, el tiempo apremia: un ataque o vulnerabilidad se puede presentar en cualquier instante; por lo que es responsabilidad de cada empresa ser consciente de sus alcances reales. Y, en materia de ciberseguridad, la mayoría se encuentra limitada, así que es necesario que se busquen opciones externas para capacitarse y desarrollar tanto expertos como posibles soluciones. Actualmente, muchas de las grandes firmas están asociándose con especialistas en el área, como compañías e instituciones educativas, con la finalidad de afianzar fortalezas.

V. Actualización constante: el papel de las universidades

En un entorno tan cambiante y vertiginoso como el ecosistema digital, resulta muy complicado mantenerse al día siempre; por lo que la actualización es vital para quien no quiere verse afectado. En este punto es donde surge una gran oportunidad para las universidades, ya que son y serán las encargadas de realizar esta formación y actualización respecto al tema.

Las instituciones académicas se encuentran no sólo desarrollando cursos, sino programas completos y especializados en el área y sus distintas variables; no obstante, ante el vertiginoso ritmo del ecosistema digital, han tenido que aliarse y, a su vez, actualizarse en estos temas, generando una sinergia muy poderosa y efectiva en contra de los delitos virtuales. Es decir, se trata de ser proactivos y estar en permanente construcción y revisión en lo que respecta a ciberseguridad; y esto incluye a cada uno de los miembros de la empresa y universidades. Asimismo, dicha renovación tendrá que abarcar cada una de las bifurcaciones o especialidades en el área de seguridad virtual; por ende, el esfuerzo por mantenerse actualizado comprenderá áreas como Concientización, Hacking Ético, Tecnología SIEM y Ciberinteligencia, entre otras que surgen e irán surgiendo.

De esta forma, hay mucho Terreno por recorrer en el área de ciberseguridad; siendo de gran ayuda las buenas prácticas de capacitación, formación continua y alianzas para las empresas que buscan emprender y crecer de manera segura. Del mismo modo, una oportunidad para las universidades que quieren ampliar su oferta de formación continua de acuerdo a las necesidades del actual mundo digital.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario