Llega el fin de la televisión analógica en España

Tecnología

El 91% de la población española, más de 43 millones de personas, ya no ve la televisión analógica y el 9 por ciento restante (3,9 millones) dejará de hacerlo desde hoy, cuando se apaguen los últimos centros emisores que todavía transmiten en sistema analógico.

La transición a la televisión digital (TDT) costó 288 millones de euros, y el Poder Ejecutivo repartió 130.000 decodificadores para personas en riesgo de exclusión social o con alguna discapacidad.

Hoy se apagarán los últimos centros que daban cobertura analógica en Galicia a Vigo, Lugo y Pontevedra; en Asturias a Gijón y Oviedo; en Canarias a Santa Cruz de Tenerife y la isla de La Palma; y en Castilla y León a Salamanca y León.

Los habitantes de esas ciudades serán los últimos españoles en ver la televisión analógica, después de un proceso de `apagado´ que comenzó el 23 de julio de 2007 en Soria, y que tuvo su gran `apagón´ el último martes, cuando más de 16,6 millones de personas recibieron la TDT en grandes ciudades como Madrid, Barcelona o Sevilla.

La transición digital tuvo tres fases ordenadas según el Plan Nacional de Transición. La última fase que terminará hoy, afectó a 31 millones de ciudadanos de 4.172 municipios, que se unen a los 15 millones de ciudadanos de otros 3.940 municipios que ya se habían sumado en los ceses anteriores.

Dejá tu comentario