Política

"Tenemos que sentar a todos los sectores para mejorar el salario de los vigiladores"

Lo dijo Julio Gutiérrez, candidato a secretario general de la Unión de Personal de Seguridad de la República Argentina, sindicato que está intervenido desde el 2016. "Somos la actividad formal que menos gana", afirma.

La Unión de Personal de Seguridad de la República Argentina (UPSRA), sindicato que nuclea a vigiladores privados de todo el país, tendrá elecciones para elegir un nuevo secretario general el próximo lunes 14 de enero, día en que terminará la intervención ordenada por el juez federal Claudio Bonadio en 2016.

Aquel procedimiento dio por tierra con la conducción de Ángel García y tiene como último interventor a Patricio Lombilla. Tras dos años, los comicios enfrentarán a la lista Naranja, que lleva como candidato a Leónidas García Riquelme, y a lista verde, cuyo candidato a Secretario General a Julio Norberto Gutiérrez.

En diálogo con ámbito.com, Gutiérrez, actual secretario general de la CGT en Santa Cruz, analiza algunos de los desafíos que atraviesa el sector, critica la gestión del aún secretario de Trabajo, Jorge Triaca, y cruza a la lista opositora, acusándola de "no cumplir los requisitos del estatuto".

Periodista: ¿Cuál es la situación actual del gremio?

Julio Gutiérrez: La verdad que el gremio, hay que decirlo honestamente, ha levantado en algunas cuestiones que tienen que ver con el patrimonio y con beneficios que debería brindarle al trabajador, esto en la cuestión administrativa. La gestión, que es la esencia gremial, la protección del convenio colectivo y de los derechos del trabajador como tal, eso por la debilidad que tenemos gracias a la intervención, no se está cubriendo. La demanda en los reclamos laborales no se está atendiendo producto de la intervención.

P.: ¿Qué balance hacés de la intervención?

J.G.: Con este último interventor tengo una relación casi nula, pero evidentemente tiene la intención firme de poner el gremio de pie en la cuestión administrativa y patrimonial. Remodelaron el edificio, y en lo que tiene que ver con patrimonio y beneficios directos al vigilador, se han preocupado y ocupado.

P.: ¿Qué necesidad es la primera a cubrir en caso de ganar las elecciones?

J.G.: En forma inmediata hay que mejorar el sueldo del vigilador. Eso es inmediato, creo que somos la actividad que trabaja formalmente y que menos gana en el país. Un trabajador que gana $18 mil hoy está casi por debajo de la línea de pobreza. Yo pretendo rápidamente trabajar con la cámara y lograr un convenio superador que genere una mejora en los trabajadores dividiendo esta actividad por ramas, y después darle un vuelco modernizador a la actividad. Otro tema fundamental es poner en valor la obra social. Tenemos que cambiar las autoridades; es una gran preocupación que los trabajadores tengan un servicio de salud de calidad, se lo merecen.

P.: ¿Modernizarlo en qué sentido?

J.G.: Este sindicato tiene un estatuto muy viejo. Hay que modernizarlo en todo lo que es estructura. Después, lo que son los requisitos para integrarlo, están perfectos. En cuanto a lo que es estructural hay que transformar UPSRA en una cantera de dirigentes, que hoy no los tiene. La gran debilidad de nuestro gremio es la falta de dirigentes.

P.: ¿Cómo impacta la coyuntura nacional en los proyectos que planteás?

J.G.: No tengo dudas que los podemos llevar adelante. Dividiendo por ramas los sectores, en el sur pudimos alcanzar la equiparación salarial de los vigiladores con los lugares donde prestan servicio. Esto quiere decir que los petroleros cobran como petroleros, la gente de la minería, cobra como mineros y así. Son vigiladores pero trabajan en lugares específicos y cobran de acuerdo a esa actividad. Esto tenemos que lograr en todo el país. Por ejemplo, en los bancos; los bancos son los que más plata ganaron en los últimos 20 años. Un vigilador ahí cobra lo mismo que si trabajara en una metalúrgica. No es justo, no debería ser así porque no es lo mismo. Hemos perdido muchos compañeros cuidando la plata en un banco, y el vigilador es el primero que vez cuando entrás y el último que ves cuando te vas.

P.: ¿Qué es necesario para llevar adelante todas estas reivindicaciones?

J.G.: Tenemos que sentar a la mesa a otros actores que nos son solamente el empresario de la seguridad sino también los clientes que consumen estos servicios. Somos claramente una actividad de servicios. Tenemos que elevar la calidad de vida del trabajador; si un trabajador cobra poco, tiene que tener otro trabajo y difícilmente pueda brindar un buen servicio de seguridad. Hay que sentar al cliente a la mesa y también a la política para que ponga las reglas claras.

P.: ¿Cuál es el rol del Gobierno en la actualidad de los vigiladores?

J.G.: El secretario de Trabajo, antes ministro y ahora renunciado, que no se termina de ir, (Jorge Triaca) ha estado en otras cosas que no tienen que ver con el mundo del trabajo. Estuvo entretenido metiéndose en la vida sindical. El ministro Dante Sica tiene otra visión y nosotros valoramos mucho eso. También tiene otra formación, otra extracción política. Viene del peronismo y creo que va a aportar mucho a los trabajadores. Tenemos puestas todas las expectativas en lo que el ministro Sica pueda hacer. Le presentamos una nota pidiéndole por lo que está pasando con la intervención y la junta electoral.

P.: ¿En qué se basa la presentación ante Sica?

J.G.: La junta electoral tiene todos los plazos vencidos. El 8 de noviembre se tenía que haber expedido y no lo hizo. La lista Naranja no pudo completar sus miembros porque le renunciaron tres dos días antes de la oficialización. Tiene 11 miembros, entre ellos el secretario general, que los hemos impugnado porque no son de la actividad. Tienen tres meses de trabajo. Bah, no sé si de trabajo, los dieron de alta en alguna empresa. Hay un abogado, conocido en el ambiente por no tener escrúpulos, que se llama Horacio Ferro. Si sienta jurisprudencia con esto hay que darle un premio, porque sería la primera vez en la historia del sindicalismo que alguien pretende ser candidato sin ser de la actividad. Es una vergüenza y una tomada de pelo a toda la dirigencia gremial y los trabajadores. Antes el secretario general ponía a dedo a los delegados, aunque no fueran de la actividad. Así lo pusieron al otro candidato. Cuando se pelearon, en 2014, lo expulsaron. Desde entonces hasta junio de este año no se le conoce trabajo.

P.: De avanzar esta denuncia ustedes serían la única lista

J.G.: Sí porque somos los únicos que nos presentamos y completamos cabalmente los requisitos, incluso el más básico de todos: ser de la actividad.

P.: Como integrante de la CGT, ¿qué balance hacés del desempeño de la central en los últimos años?

J.G.: Tengo una mirada muy crítica porque la gente que siempre está en la trinchera y trabajando para que los trabajadores, valga la redundancia, tengan un mejor pasar no está en la CGT. Entonces, cuando encontrás a todos esos dirigentes generando otras instancias para dar la discusión en el mundo del trabajo, quiere decir que la CGT no está cumpliendo con su labor. No estoy para nada de acuerdo con lo que la CGT está haciendo hasta el día de hoy.

P.: ¿Qué expectativas tenés en este nuevo proceso electoral?

J.G.: Yo espero que el ministro Sica nos de claridad a los 150 mil trabajadores que dependen de esta actividad y que mande algún representante. Todas las intenciones de mejorar esto están puestas en la gestión de él. Vemos que tiene la posibilidad de hacerlo y lo quiere hacer. Desde la seguridad esperamos que entienda en este tema y empiece a ver que la junta electoral no permita que nos engañen, que nos roben una elección. Que entiendan en el tema para que haya una resolución de acuerdo a la ley o del estatuto. Hay muchos personajes oscuros dando vuelta por ahí, lo residual de la gestión de Triaca y de lo que va quedando de mucha gente que nos ha hecho mucho daño. Quieran quedarse con un gremio porque les parece que pueden. Espero que Sica nos de la derecha a los trabajadores que están esperando que el sindicalismo cambie y le mejore la vida. Eso queremos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario