Edición Impresa

Tensa recreación de una masacre real

En 2008, diez terroristas islámicos tomaron por asalto la ciudad india de Mumbai y, aprovechándose de la ausencia de fuerzas especiales de seguridad en el lugar, mataron a cientos de personas con armas automáticas y granadas de mano. El climax de la masacre tuvo lugar en un famoso hotel de lujo de la ciudad, donde los terroristas hicieron una especie de base intentando tomar rehenes entre los huéspedes VIP.

Esta atípica producción australiana, con socios de la India y otros lugares del mundo, es la electrizante crónica de este episodio histórico contado de forma directa desde el momento en que los terroristas desembarcan en Mumbai y se toman tres taxis en dirección a sus objetivos. El director australiano Anthony Maras logra una sólida opera prima al enfocarse no sólo en las penurias de las víctimas sino también en el lavado de cerebro que convierte a unos jóvenes árabes en asesinos implacables. También hay emotividad en todo lo que tiene que ver con los empleados del hotel que, pudiendo escapar al comienzo de la masacre, se quedan para salvar a los desorientados huéspedes. Lo dramático del tema se potencia gracias a excelentes actuaciones como la de Dev Patel y Jason Isaac y, sobre todo, por el dinámico montaje y un guión que no desaprovecha ninguna oportunidad para el suspenso sin dejar de arrojar luz a un hecho tremendo como el que intenta recrear.

“Hotel Mumbai” (Australia-EE.UU.-India, 2018). Dir.: A. Maras. Int.: D. Patel, A. Hammer, J. Isaacs.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora