Edición Impresa

Terminarán obras a pesar del freno en la recaudación

El reelecto gobernador cordobés Juan Schiaretti ratificó que el plan continuará. Aportará a Nación, en retenciones a la soja, u$s1.420 millones.

En una jornada marcada ayer por los 50 años del Cordobazo, el gobernador Juan Schiaretti enfatizó que las obras “se van a terminar” pese a la desaceleración que sufre la recaudación local, un fenómeno que se repite en buena parte de las provincias y que está atado al freno en la actividad económica y el impacto de la inflación. “Córdoba está sólida, y las obra se van a continuar y se terminarán”, aseguró el mandatario peronista, que viene de ser reelecto con contundencia en los comicios del 12 de mayo. Schiaretti remarcó que “la recaudación aumentó menos que la inflación”, pero que “Córdoba, cuidando cada pesito, pudo seguir funcionando bien y terminar las obras”.

“La provincia está sólida porque las obras van a terminar, van a continuar y pongo los votos de que esta recesión, que hace que caiga el trabajo y el salario alcance cada vez menos, termine al fin”, arengó.

El telón de fondo de esas declaraciones fue pertinente: el líder de Hacemos por Córdoba encabezó ayer la inauguración del puente y distribuidor Usina Bazán, una obra clave para aliviar el tránsito en la zona sur de la capital, con el cierre del anillo de Circunvalación como eje. “Nación aportó cero pesos; teníamos un convenio firmado que supongo que algún día cumplirá: allá por octubre y noviembre me dijeron que no tenían dinero para pagarlo, pero dijimos que lo llevaríamos adelante porque es una obra central para la ciudad de Córdoba y el Gran Córdoba”, resaltó.

Allí aseguró además, frente al aniversario de la revuelta de obreros y estudiantes que erosionó la dictadura militar de Juan Carlos Onganía, que “ese espíritu sigue presente hasta hoy”. “Lo importante es el espíritu de lucha por la libertad, la democracia”, dijo.

El retroceso que sufren las recaudaciones nacional y de las provincias mantiene en alerta máxima a los gobernadores y a sus carteras económicas, y reaviva otros planteos.

En esa línea, vía Twitter, ayer el ministro de Finanzas cordobés, Osvaldo Giordano, hizo hincapié en “lo que se lleva Nación en materia de retenciones a la soja”.

“Este año en total serán unos 1420 millones de dólares que, con la eliminación del FOFESO, el 100% es apropiado por la Nación”, remarcó, en referencia al aporte que hace Córdoba en este rubro, y con una alusión al fin del fondo sojero. Giordano trazó dos comparaciones para dimensionar la magnitud de esos fondos.

“A pesar de incluir muchas más actividades que sólo la soja, la proyección de recaudación cordobesa a través del Inmobiliario Rural es 14 veces menor. Conclusión: la presión fiscal sobre el campo no la determina la Provincia”, enfatizó.

Pero además detalló que “la deuda actual de la provincia, con la que se financia parte del plan de infraestructura más grande de la historia de Córdoba, es de 2.700 millones de dólares”. “Lo que Nación se llevará en 2019 paga toda la deuda en dos años”, disparó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario