Edición Impresa

Tesoro relanza los BOTAPO y vuelve a colocar Lelink

En medio de un contexto de mayor estabilidad, el Gobierno saldrá esta semana a colocar deuda en pesos para fomentar el atractivo por los títulos en moneda local y contener una potencial mayor presión cambiaria, a partir de las elevadas tasas en pesos. El Palacio de Hacienda licitará el jueves Bonos del Tesoro a tasa de política monetaria con vencimiento en 2020 (BOTAPO) y Letras ajustadas a la evolución del tipo de cambio (Lelink) a tres, cuatro, cinco y/o seis meses.

La cartera que dirige Nicolás Dujovne realizará la reapertura de los BOTAPO dos años después de su primera emisión. En el 2017, los analistas de mercado esperaban una marcada aceleración de la inflación, en línea con el esquema de metas de inflación vigente para ese vigente, un hecho que fue descartado el año siguiente, con el desarrollo de la crisis cambiaria. Estos títulos pagan intereses a una tasa nominal anual equivalente a la de política monetaria, hoy en día, de las Leliq. Estos intereses son pagaderos trimestralmente los días 21 de marzo, 21 de junio, 21 de septiembre y 21 de diciembre.

Por su parte, las Lelink son uno de los instrumentos más recientes el Ministerio de Hacienda, creados con la intención de reducir la presión cambiaria que pudiera generar el vencimiento del Bono Dual, que llegará a su maduración el próximo 21 de junio. El Tesoro hubiese tenido que pagar en pesos el equivalente a u$s2.000 millones, aumentando las preocupaciones de una potencial nueva crisis cambiaria, que tendría efectos negativos sobre la inflación. Pero en la última licitación logró captar unos u$s963,7 millones por esta vía, reduciendo parcialmente este riesgo.

La suscripción de ambos títulos podrá realizarse tanto en pesos como en dólares. De acuerdo con la cartera de Hacienda, además, el 18 de junio se podrá realizar una segunda vuelta para todos los instrumentos, pero “será de acceso exclusivo para los Aspirantes a Creadores de Mercado”. El monto a licitar en esta oportunidad no podrá ser superior al 15% del monto total adjudicado en la primera vuelta. Vale recordar que los creadores de mercado son instituciones que deben garantizar la liquidez de las transacciones en el mercado secundario para suavizar las fluctuaciones de los precios. La intención oficial es seguir profundizando de a poco el mercado de deuda en moneda local, para comenzar a reducir gradualmente el porcentaje que representa la deuda en moneda extranjera en relación a la total, que hoy en día se encuentra en torno al 70%.

Letes

Por otra parte, el Gobierno comenzó ayer con la licitación de Letras del Tesoro en dólares a 105 y 217 días para cubrir el pago de u$s833 millones que vencen esta semana. La expectativa de los analistas estará puesta sobre las ofertas por los títulos más largos y la tasa que pagarán, considerando que su vencimiento está pautado para enero del 2020 y por el momento persisten las dudas con respecto a lo que hará el próximo Gobierno con sus compromisos de deuda. Los fondos para este año están asegurados por los desembolsos del FMI, pero desde el mercado descuentan que el próximo gobierno deberá renegociar el acuerdo con el organismo para seguir cumpliendo con el pago de vencimientos, pero para ello espera que los principales candidatos demuestren su postura con respecto a esta cuestión.

En la última licitación, el rendimiento de los títulos a 217 días se ubicó en 5,5%. Con respecto a las Letras más cortas, se espera que la tasa se ubique en línea con la que se estuvo colocando en las últimas operaciones, cercana al 4%. El oficialismo aprovecha las Letes cortas para colocar deuda a una tasa más baja que la que debería pagar si emitiera instrumentos con vencimiento posterior a las elecciones, como el caso de la más larga.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario