Edición Impresa

Titular de la cámara del software: "El nuevo Vaca Muerta se hará con talento humano"

El empresario celebró la sanción de la ley de promoción para el software y la tecnología. Dijo que el conocimiento es el capital que distingue a los países.

La ley sobre Economía del Conocimiento ya está aprobada y se espera que sea promulgada en las próximas horas. Extiende hasta diciembre de 2030 beneficios fiscales para las empresas de software y tecnología. Los empresarios del sector se comprometieron a generar 200.000 puestos de trabajo bajo esta norma durante los próximos 12 años.

“Así como el país tiene un gran potencial energético por Vaca Muerta, la sanción de esta ley generará el Vaca Muerta de la Gente a partir del talento que hay que liberar para generar y distribuir riqueza. El talento humano es la nueva moneda mundial”, sostuvo Aníbal Carmona, CEO de la empresa Unitech y presidente de la Cámara de la Industria Argentina de Software (CESSI), en diálogo con Ámbito Financiero.

Aníbal Carmona: “La industria del software tiene como su gran capital el talento humano. Creamos 5.300 puestos de trabajo en 2018 cuando la economía se contrajo y se destruía empleo. En nuestro sector 9 de cada 10 empleos son registrados y nuestro salario está 40% arriba del promedio nacional”.

P.: ¿Cuál es la receta para crecer y generar empleos en este contexto económico?

A.C.: El talento solo no hace nada, es como una moneda al fondo del mar. Hay que transformarlo en conocimiento. Y ese proceso productivo es lo que hace la industria del software. Por supuesto que la macro actual produce enormes distorsiones en nuestra industria. Pero exportamos el 40% de lo que producimos y estos últimos 15 años estas exportaciones crecieron al 16% anual. Esto nos hace menos vulnerables a las crisis. Igual, las tasas altas y la falta de acceso al crédito nos afectan igual, sobre porque el 95% de las empresas del sector son pymes.

P.: ¿La aplicación de retenciones puede afectar las exportaciones de software?

A.C.: El año pasado recibimos esa mala noticia que fueron las retenciones a las exportaciones. Igual las apoyamos, aunque esperamos que no sean para siempre. Pero en el mismo contexto, diciembre de 2018, Macri anunció el proyecto de ley de economía del conocimiento que esta semana el Senado convirtió en ley.

P.: ¿Qué impacto tendrá esta ley en el sector?

A.C.: Para nosotros es la continuidad de una ley que fue muy exitosa como la ley del software que nos permitió pasar de 15.000 empleos a los 110.000 empleos que tenemos en la actualidad. También nos permitió llegar a un récord de exportaciones de 1.700 millones de dólares.

P: ¿Qué beneficios concretos recibirán las empresas?

A.C.: Esta ley es superadora de la ley del sofware en varios aspectos. Primero porque incluye también las ciencias agrarias, la biotecnología, la industria aeroespacial, servicios profesionales, videojuegos. Algunos beneficios consisten en el compromiso de estabilidad fiscal durante todo el tiempo que dure el régimen, rebajas en aportes patronales, es decir que adelanta la reforma impositiva para el sector; ventajas en Ganancias para que se reinviertan. También hay otros aspectos importantes para lograr reciprocidad en exportaciones, para tomar a cuenta del pago de Ganancias. También da 3 años de plazo para cumplir todos los requisitos que pide la ley en micropymes y emprendedores, de modo que las que recién empiezan puedan acceder a los beneficios de manera automática y tomarse el tiempo para cumplir los requisitos.

Así como el software exporta 1.700 millones de dólares, todo el complejo de la economía del conocimiento exporta más de 6.000 millones de dólares siendo el segundo sector exportador más importante de la Argentina.

P.: ¿Cómo se complementa esto con la coyuntura económica?

A.C.: Lo que falta en el país son dólares y empleos. Y esto es a lo que se dedica esta ley, a liberar ese talento para traer más divisas y generar más trabajo de manera federal. Nos gusta llamarla la ley del futuro del empleo hoy, porque estamos generando un empleo que no es reemplazable por la automatización, y es federal porque se puede ejercer desde cualquier punto del país. También es inclusivo y tiene perspectiva de género porque pueden incorporarse mujeres, ya que sólo tenemos 23% de mujeres y queremos llegar a 50%. Y sobre todo sirve para familias que están en estado de vulnerablidad, donde creemos que se puede pasar de paradigma de “mi hijo el doctor” a “mi hijo el programador” porque realmente hay un ascendente social enorme en este tipo de puestos de alta calidad.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora