Información General

Tragedia en Río Negro: hallan la caja negra del avión

En medio de del dolor por la tragedia, personal de la comisaría 18 de Los Menucos confirmó que se halló la caja negra del vuelo 5428 de la empresa Sol que se precipitó el miércoles por la noche en un campo cercano al paraje Prahuaniyeu en la provincia de Río Negro. En tanto, la Policía de Seguridad Aeronaútica (PSA) continuará mañana con los rastrillajes en la zona del desastre.

El comisario Juan Ramón Fernández informó a la prensa que se encontró la caja negra - que ya se encuentra en manos de la Junta de Investigaciones de accidentes aéreos-, entre los escombros así como restos de la nave. En tanto, los restos de los 22 pasajeros que se trasladaban con destino final la morgue judicial de la Ciudad de Buenos Aires.

La causa quedó a cargo del juez federal penal de Bariloche Leónidas Moldes quien dio instrucciones a la PSA, personal de defensa civil, policía provincial y bomberos para llevar a cabo las tareas de rastrillaje.

En tanto, Fernández comunicó que los familiares recién podrán trasladarse al lugar de la tragedia recién el viernes por la mañana debido a la falta de luz en la zona. Desde la intendencia de la Los Menucos confirmaron a ámbito.com que ya están en la localidad las familias de algunas de las 22 víctimas y se les está brindando asistencia psicológica.


• Primeras versiones

Por ahora, las versiones que trascendieron apuntan a un posible "engelamiento" de la nave, es decir, el congelamiento de las hélices, alas, y otros instrumentos de la nave. Sin embargo, las autoridades y varias personas vinculadas a la aeronavegación, así como también desde la empresas, consideraron que es prematura anticipar un juicio sobre las causas. Hasta el momento hubo ningún tipo de pronunciamiento oficial.
Por su parte, desde la Administración Nacional de Aviación Civil (A.N.A.C.) informó a través de un comunicado que tanto el avión siniestrado - un SAAB 340, matrícula LV-CEJ- como la empresa "contaban con sus licencias en regla y los exámenes correspondientes realizados en tiempo y forma, exigibles para operar según las leyes vigentes".
"La Junta de Investigaciones de Accidentes Aviación Civil (JIAAC) no se expedirá públicamente hasta tanto no haya realizado todas y cada una de las tareas que le son propias en tiempo y forma", sostiene el texto difundido.

Antes, el vicepresidente de la empresa Sol Líneas Aéreas, Juan Nifeneger, aseguró que los pilotos tenían "experiencia" y estaban "en plena capacidad de sus actos". Desde la Unión Argentina de Líneas Aéreas también destacaron que "sería irresponsable emitir ahora un juicio de valor.

En tanto, el hermano del piloto Juan Raffo resaltó su responsabilidad para manejarse en su trabajo, y señaló que si hubiese detectado irregularidades en la nave o tuviese menos horas de descanso que las requeridas, y si el clima no era el indicado para volar, el comandante no hubiese despegado.

• La tragedia

El vuelo 5428 de la Línea Aérea Sol se precipitó el miércoles por la noche en un campo cercano a la localidad de Prahuaniyeu, a 500 km de Bariloche cuando realizaba el trayecto Neuquén-Comodoro Rivadavia. Ninguno de los 22 pasajeros -18 adultos, un menor y tres tripulantes de cabina- que se encontraban a bordo sobrevivió.

La empresa emitió un comunicado en el que informó que el avión tuvo su última comunicación a las 20.50, en la que alertó que había una emergencia. Tenía combustible para tres horas y media y el viaje estaba estipulado en una hora cincuenta.

El vuelo SOL 5428 cubría la ruta Córdoba- Mendoza- Neuquén- Comodoro Rivadavia y despegó a las 20:08 de la ciudad de Neuquén para cumplir el último tramo con destino a Comodoro Rivadavia. Estaba previsto que el último tramo del viaje durase una hora y cincuenta minutos y que el aparato tenía combustible suficiente para tres horas y media de vuelo.

"Lamentablemente podemos confirmar que no hay sobrevivientes", informó durante la madrugada del miércoles Ismael Alí, director del hospital de Los Menucos, la localidad desde donde partieron las brigadas de rescate para llegar al sitio de la tragedia. El responsable médico, que se desplazó al lugar del impacto, dijo que todo lo que ha quedado del avión "son pedazos carbonizados".

Un portavoz del Gobierno de Río Negro dijo a una emisora local que la aeronave habría enviado tres avisos de emergencia porque se le había congelado una de las alas. Sin embargo, Horacio Darré, director de Planeamiento de Sol, dijo a la prensa que "es imposible determinar las causas del accidente", que serán establecidas por una junta de investigación.

El directivo dijo que el avión salió sin problemas de Neuquén, con un plan de vuelo aprobado y condiciones climáticas operables. Al ser preguntado sobre si el aparato sufrió "engelamiento", Darré aseguró que no podía confirmar esa información pues no contaba con el detalle de la ultima conversación entre el piloto y la torre de control.

La alcaldesa de Los Menucos, Mabel Yahuar, quien también confirmó que no hay sobrevivientes y que se desplazó hasta el lugar de la tragedia, dijo que el sitio ha sido cercado por la policía.

"Es una situación muy complicada, muy dolorosa. No hay sobrevivientes", indicó Yahuar, quien señalo que ya se dispuso la formación de un equipo médico y psicológico para cuando lleguen a esa localidad los familiares de las víctimas del accidente.

La localidad rionegrina de Prahuaniyeu pertenece al departamento de Nueve de Julio. Se encuentra a 500 kilómetros de la ciudad de Bariloche y a unos 70 al sur de Los Menucos por la Ruta Provincial 8 en plena Meseta de Somuncurá. Según el censo realizado en 2001, este paraje cuenta con 139 habitantes.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario