Edición Impresa

Tras alianza, Ford y VW pelean por quién producirá las pick-ups

En un comunicado, la filial local de la marca del óvalo había señalado que la fabricación se unificaría en su establecimiento.

Como todo matrimonio, siempre hay rispideces. Eso parece estar pasando en la reciente alianza anunciada entre Volkswagen y Ford, al menos, por las distintas posturas que adoptaron las filiales locales en torno a la producción de las próximas generaciones de las pick-ups Amarok y Ranger. El martes, en Detroit, los CEO mundiales de ambas compañías sellaron el acuerdo que establecía, entre otras cosas, el desarrollo conjunto de vehículos comerciales para la región. Por ese motivo, desde las casas matrices de las dos automotrices se difundió un comunicado, en inglés, detallando los alcances de la asociación. Lo que interesaba a la Argentina era qué va a pasar con la fabricación de los dos modelos que hoy salen de distintas líneas de producción de las dos terminales radicadas en General Pacheco, separadas por un alambrado olímpico, desde que se disolvió Autolatina.

Un par de horas más tarde, se produjo un hecho sugestivo: desde la filial local de Ford se envió un comunicado a la prensa local en castellano. En el texto, se especificaba en el último párrafo lo siguiente: “A través de la Alianza, Ford desarrollará y fabricará pick-ups medianas para ambas compañías, las cuales se espera que lleguen al mercado en el 2022. Para ambas partes, Ford tiene la intención de desarrollar y fabricar vans comerciales grandes para los clientes en Europa y Volkswagen desarrollará y fabricará una city van”. De esta manera, se daba a entender que la nueva Amarok será fabricada por la marca estadounidense. Así fue interpretado por todos los medios, teniendo en cuenta la larga trayectoria de esta automotrices en la producción de este tipo de vehículos mientras que Volkswagen debutó hace 10 años con su primera pick-up.

Sin embargo, el presidente de VW para Sudamérica, Pablo Di Si, expresó ayer una visión diferente. “Se están hablando de algunos proyectos pero ninguno se ha definido. La pick-up es uno de ellos, lo que no está definido es dónde se va a producir”

Ante su declaración, Ámbito Financiero le preguntó respecto al contenido del comunicado de la filial local de la marca óvalo. “Pregúntenle a Ford” fue su respuesta tajante. Y agregó: “yo, como Volkswagen, digo que no está definido”.

Periodista: ¿Por qué la filial local de Volkswagen no envió su comunicado para evitar este tipo de contradicciones?

Pablo Di Si: Cuando nosotros hablamos como proyecto es a nivel mundial, no es de América latina. Entonces se acuerda un comunicado, a nivel mundial, en el que nosotros participamos en el proceso de revisación. Si nosotros enviamos un comunicado desde nuestra filial local, vamos a replicar el que mandó Alemania. Sería redundante.

P.: No se entiende, entonces, lo que dijo Ford

P.D.: Pregúntenselo a ellos. En el statement todavía no está definido.

P.: ¿Qué impacto tendrá este acuerdo a nivel mundial para las dos marcas?

P.D.: La alianza es muy buena porque toma lo mejor de las dos empresas. Que es lo mejor de Ford, que es lo mejor de Volkswagen y en eso tenemos un entendimiento absoluto. También estamos de acuerdo que en las pick-ups medianas, Ford puede adicionar muchas cosas. Independientemente del producto, como Volkswagen vamos a mantener nuestro ADN . El contenido, lo que el cliente ve y toca, para nuestro producto va a ser definido por Volkswagen.

P.: En el comunicado se dice que Volkswagen va a centrarse en city vans. ¿Puede ser como el modelo Caddy?

P.D.: No. Nos referimos a vehículos más grandes pero no digo que ese modelo esté descartado. Lo importante es que nosotros vamos a tomar de decisiones que aumenten en volumen de negocio de Volkswagen y sea mejor para Volkswagen. En el caso de que la Amarok vaya para un lado o para el otro, como Volkswagen tenemos que quedar más fuertes, comercial e industrialmente.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario