Mundo

Tras escándalo de corrupción, renunció Esperanza Aguirre, ícono del PP de Rajoy

Esperanza Aguirre, icono del Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy y líder de la formación en Madrid, renunció a todos sus cargos debido al escándalo de corrupción por el que fue detenido y enviado a prisión su ex "mano derecha" Ignacio González.

"Este auto y esta prisión no son una prueba definitiva contra él, pero sí demuestra que no vigilé lo suficiente. Por eso dimito del cargo político que ostento, concejal y portavoz", dijo en una declaración institucional en la que no admitió preguntas.

La presión dentro de su propio partido llevó a la dirigente, de 65 años, a abandonar todos sus cargos en el Ayuntamiento de Madrid tras una trayectoria política de tres décadas durante la cual fue ministra, presidenta del Senado y jefa de la Comunidad de Madrid.

"Ignacio González ha sido una persona de mi máxima confianza", dijo Aguirre, quien recordó que cuando aparecieron en los medios las primeras informaciones sobre asuntos que parecían "incorrectos" pidió explicaciones a su delfín. "Me las dio en privado de manera exhaustiva. Y ahora me siento engañada y traicionada", señaló.

La caída de Aguirre se produce tras una "semana negra" de un PP golpeado por diversos casos de corrupción, en la que se conoció que incluso el propio Mariano Rajoy, jefe del Gobierno español, tendrá que declarar como testigo en otro caso de corrupción.

La hasta ahora portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid estaba en el punto de mira desde el pasado miércoles, cuando las fuerzas de seguridad detuvieron a González, exjefe del Gobierno de la región de Madrid, como sospechoso de liderar una trama corrupta en la empresa pública de aguas Canal de Isabel II.

Dos días después, el juez lo envió a prisión sin posibilidad de pago de fianza. Desde entonces, se han sucedido los rumores sobre la retirada de Aguirre, solicitada por los grupos de la oposición. Desde el PP aseguraron que la dirección del partido no pidió su dimisión y recordó que la política ya asumió su "responsabilidad" en febrero de 2016 cuando dejó la presidencia del PP en Madrid por otro supuesto caso de corrupción.


"Esperanza Aguirre no está inmersa, ni es objeto de ninguna investigación judicial y por tanto, no hay razones objetivas (...) para que el partido le tenga que exigir algún tipo de renuncia. Es una decisión que le corresponde a ella", dijo la actual presidenta del Gobierno regional de Madrid, Cristina Cifuentes.

Ignacio González no es el único hombre de confianza de Aguirre que se encuentra entre rejas. En 2014 fue encarcelado Francisco Granados, exconsejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid, en el marco del llamado "caso Púnica", una trama corrupta vinculada a varias administraciones regionales por cobros y adjudicaciones irregulares.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario