Tras graves incidentes en Liniers, no habrá visitantes en Córdoba

Edición Impresa

El gobierno de Córdoba y Talleres decidieron ayer que no habrá hinchas de Vélez en la revancha del próximo miércoles en el estadio Mario Alberto Kempes luego de los graves incidentes que se produjeron anteanoche en Liniers, por la ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores de América. La decisión fue tomada por el Consejo de Seguridad Deportiva del gobierno de Juan Schiaretti y es avalada por el presidente de Talleres, Andrés Fassi, quien criticó duramente a su par de Vélez, Sergio Rapisarda.

“Ante los graves hechos de violencia protagonizados por hinchas del Club Atlético Vélez Sarsfield, durante la disputa del partido por Copa Libertadores con el Club Atlético Talleres en el estadio José Amalfitani, el Cosedepro, previa evaluación con las máximas autoridades de la entidad de barrio Jardín, ha dispuesto vedar el ingreso al público visitante en el encuentro a jugarse en el estadio Mario Alberto Kempes el próximo miércoles 10 de agosto”, comunicó oficialmente el Ministerio de Seguridad de Córdoba.

Vélez iba a tener a disposición cerca de diez mil entradas para la tribuna popular Artime que se ya habían puesto a la venta mediante una plataforma online. Incluso, la dirigencia del club de Liniers tenía previsto hacerse cargo de un porcentaje del valor de los tickets para facilitar el traslado de los hinchas a Córdoba. Sin embargo, una vez más, la violencia privó al fútbol de un espectáculo con las dos hinchadas de los clubes argentinos que competirán por un lugar en las semifinales del torneo más importante de Sudamérica.

El saldo del episodio violento que se generó entre el entretiempo y los primeros minutos del complemento en la platea Sur Alta del estadio José Amalfitani dejó un total de setenta personas heridas. Siete de ellas aún siguen internadas, dos están en grave estado y una podría perder un ojo por la brutal golpiza de los hinchas del “Fortín”.

Lo que Fassi catalogó como una “masacre” fue un hecho que pudo haberse evitado. Según el presidente de Talleres, Vélez se negó a habilitar un sector para el público visitante y descartó que haya sido una decisión del Ministerio de Seguridad porteño. El titular de la “T” tildó de “inepto y mentiroso” a su par de Vélez y lo responsabilizó de los incidentes. El club de Liniers será denunciado penalmente por Talleres y también podría recibir una sanción por parte de la Conmebol.

Dejá tu comentario