Mundo

Tras la muerte del militar, EE.UU. ve un patrón

Washington - El reciente “asesinato” de un alto militar detenido en Caracas, presunta víctima de torturas, “muestra la cara del régimen ilegítimo de Maduro”, aseguró ayer el encargado de negocios de Estados Unidos en Venezuela, Jimmy Story, quien no cree que los jóvenes militares arrestados por su muerte sean los únicos responsables.

“¿Son dos jóvenes de la DGCIM (dirección de contrainteligencia militar venezolana) quienes tomaron con sus propias manos la decisión? Yo lo dudo mucho”, dijo Story en una audioconferencia de prensa desde Washington.

“Todos los involucrados en la cadena (de mando) son responsables por lo que haya pasado. Es interesantísimo que (el Gobierno) siempre que hace un error” culpa “a los propios miembros de sus fuerzas armadas”, agregó.

Estados Unidos impulsa la salida del poder de Maduro, a quien considera un “dictador”, y apoya los esfuerzos del jefe de la Asamblea Nacional (parlamento), Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por 54 países, para encabezar un gobierno de transición y organizar elecciones.

El capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, acusado de conspirar contra Maduro, fue detenido el 21 de junio y dado por desaparecido durante una semana.

Su abogado asegura que estaba en perfectas condiciones antes del arresto y que el 28 de junio fue presentado ante un tribunal militar en silla de ruedas, incapaz de hablar y con señales de tortura. El juez ordenó su traslado a un hospital militar, donde murió en las primeras horas del 29 de junio.

Un sargento y un teniente de 22 y 23 años fueron arrestados el lunes por la muerte, que desató una ola de condena internacional.

Cuando la más alta representante para los derechos humanos de la ONU, Michelle Bachelet, visitó Venezuela en junio, Arévalo “estaba siendo torturado hasta la muerte”, denunció Story.

La comunidad internacional debe entender que “esta no es una cuestión de ideología, no es de izquierda o de derecha, es una cuestión moral, de lo que es correcto o incorrecto”, aseguró.

“Hay que ponernos de acuerdo, ponerle presión a Maduro para (forzar) su salida. La dictadura no está interesada en soluciones constitucionales a los problemas de Venezuela”, señaló.

Según Story, hay actualmente 688 presos políticos en Venezuela, incluidos 105 militares, y se han producido 12.016 arrestos arbitrarios desde que Maduro llegó al poder en 2013.

Story recordó también la muerte del concejal Fernando Albán bajo custodia, y aseguró que Maduro “fabricó los cargos” contra el diputado opositor Juan Requesens, acusado de colaborar en el ataque con drones contra Maduro en 2018 y que enfrenta por ello 30 años de cárcel.

“Requesens se quedó casi un año en la cárcel, esperando de forma inconstitucional los cargos, y fabricaron cargos en su contra”, denunció.

Albán murió el 8 de octubre, cuando estaba detenido en el Servicio bolivariano de inteligencia (SEBIN). El Gobierno asegura que se suicidó tirándose del décimo piso, pero la oposición denuncia que fue arrojado tras fallecer torturado en un interrogatorio.

Agencia AFP

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario