Finanzas

Tras medida del BCRA, el "contado con liqui" se disparó 9,3% a $65,22

El dólar "contado con liqui" - que surge de la compraventa de títulos - aceleró tu tendencia alcista en el último tramo de la jornada, y cerró con una fuerte suba. Fue luego de que el BCRA dispusiera que las entidades financieras deberán contar con su autorización para la distribución de resultados.

El dólar "contado con liqui"- que surge de la compraventa de títulos - aceleró tu tendencia alcista en el último tramo de la jornada, y cerró con una fuerte suba del 9,3% a $ 65,22, un valor inédito para esta cotización, tras la decisión del BCRA de controlar a los bancos para el giro de ganancias.

Las entidades financieras deberán contar a partir de este viernes con la autorización del Banco Central para la distribución de sus resultados, informó esta tarde la entidad monetaria a través de la Comunicación 6768.

La disposición prevé que el proceso de autorización deberá tener en cuenta los potenciales efectos de la aplicación de las normas internacionales de contabilidad.

La nueva normativa fue difundida al cierre de una semana de renovadas turbulencias financieras en Argentina, luego de que el gobierno del presidente Mauricio Macri dijera que buscaría postergar vencimientos de pagos de la deuda.

La medida "generó una reacción al alza en la cotización de la referencia del contado con liquidación, después del cierre del mercado cambiario, y podría formar parte de un paquete más amplio para frenar el drenaje de reservas reciente", comentó un operador a Ámbito.

El dólar "contado con liqui", operación por la cual una persona física o jurídica puede cambiar pesos por dólares en el exterior, mediante la compraventa de acciones o bonos, había tomado gran relevancia durante el último gobierno de Cristina Fernández, a partir de la implementación de un control de capitales en la economía, denominado "cepo cambiario".

Ante la reacción inicial negativa que despertó entre los inversores el plan de reprogramacion de la deuda anunciado por el Ministerio de Hacienda, las especulaciones respecto a eventuales iniciativas relacionadas a controles de cambios venían creciendo ante la adversa dinámica de las reservas.

Vale recordar que la normativa que anunció este viernes el BCRA ya había estado vigente desde el año 2006 hasta el 2018.

"Estas regulaciones para los bancos ya habían estado vigentes anteriormente, asi que no deberían considerarse control de cambios, mas allá que dicha posibilidad no debe descartarse si continua el drenaje de reservas", agregó una fuente del mercado a este medio.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario