Edición Impresa

Tras portazo a Pacto, Verna espera hasta $8 mil M por fallo

Decisión -posible porque La Pampa no debió resignar sus juicios- engrosará coparticipación mensual en $50 millones. Se abre puja de 120 días con Nación, a la cola de discusión con Santa Fe y San Luis.

La rebeldía de haber rechazado el Consenso Fiscal que Mauricio Macri selló hace un año con la mayoría de los gobernadores le rindió frutos al peronista duro Carlos Verna, y ahora calcula que el fallo de la Corte Suprema del martes que frena un tijeretazo en la coparticipación a La Pampa le liberará $50 millones mensuales ($600 millones al año), y un pago retroactivo -esperan- de entre $5.000 millones y $8.000 millones.

Al no sumarse a la firma del Pacto -que significó la resolución política a la puja judicial por el Fondo del Conurbano- Verna no quedó obligado a resignar los juicios contra Nación por recursos. El resto de los mandatarios, en cambio, debió bajar sus demandas.

Con la firma de Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti y Ricardo Lorenzetti, el máximo tribunal declaró el martes inconstitucional la detracción del 1,9% de la coparticipación para financiar a la AFIP y, por ende, ordenó frenar de ahora en más la poda, y reintegrar las sumas recortadas, con sus intereses.

"¡Que bien se sienten los buenos resultados!", celebró ayer, vía Twitter, Verna, quien se encuentra de licencia por su tratamiento oncológico. "Es una gran motivación que Nación nos pague los que nos debe hace tantos años", festejó.

"Hoy más que nunca vemos la importancia de la decisión que en su momento adoptó nuestro gobernador de no firmar el Consenso Fiscal, porque firmarlo implicaba que La Pampa renunciaba a este reclamo", arengó ayer, por su parte, el ministro de Hacienda y Finanzas, Ernesto Franco.

Franco precisó que "a valores históricos son $2.130 millones y, a valores actualizados, entre $5.000 y $8.000 millones".

El ministro también confirmó que la decisión de Verna es "crear un fideicomiso, porque no se sabe cuándo se va a cobrar". "Permitirá que el gobierno de turno decida, con el Poder Legislativo, el destino de los fondos", argumentó.

Precisamente, no se abre ahora un camino de rosas para La Pampa, y pueden dar prueba de ello el justicialista Alberto Rodríguez Saá (San Luis) y el socialista Miguel Lifschitz (Santa Fe). Ambos distritos fueron beneficiados en noviembre de 2015 por un fallo del máximo tribunal (también Córdoba, aunque sólo con una cautelar), que frenó las podas en la coparticipación del 15% y del 1,9%, para financiar a la ANSES y la AFIP, respectivamente. Pero, casi tres años después, no hubo acuerdo aún con Nación respecto de la modalidad de pago del retroactivo.

En el caso de La Pampa (que, en rigor, había presentado su demanda en 2007, antes que ese trío de provincias) se abre ahora un período de 120 días -definido por la Corte- para negociar con la Casa Rosada el pago.

Tras el fallo, en tanto, ayer un precandidato a gobernador de Cambiemos, el macrista Javier Mac Allister, aseguró que "es muy bueno que la Corte Suprema le devuelva a La Pampa durante este gobierno, lo que no hizo durante los gobiernos anteriores".

"Tenemos hoy una Corte independiente que no perjudica a La Pampa a la hora de tomar decisiones", dijo, y castigó al PJ: "Espero que esos fondos lleguen a la gente para mejorarle la vida a todos los pampeanos".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario