Campo

Tras tocar mínimo en casi una década, la soja logró un leve rebote a u$s 304,98

Los futuros de la soja subieron el jueves en el mercado de Chicago, impulsados por coberturas de posiciones cortas cerca del cierre de la sesión, que alejaron a los precios de mínimos que tocaron luego de que Estados Unidos recortó su estimación de exportaciones y dijo que sus inventarios alcanzarían máximos históricos.

Las coberturas de posiciones cortas también favorecieron a los futuros del maíz y el trigo, que habían sufrido pérdidas durante las tres sesiones previas. El Gobierno de Estados Unidos elevó sus proyecciones de exportación de maíz y recortó las de inventarios globales del cereal. En tanto, rebajó las estimaciones para la cosecha de trigo de importantes rivales.

La soja para julio ganó un leve 0,03% a 304,98 dólares por tonelada. El contrato a agosto subió 0,09% a 306,36 dólares por tonelada. El mercado fue presionado más temprano debido a un reporte del Departamento de Agricultura (USDA, por su sigla en inglés) sobre estimaciones de oferta y demanda. El USDA redujo su proyección de exportaciones para 2018-19. 

Los futuros del maíz para julio cerraron con un avance de 1,59% a 132,48 dólares por tonelada. En su reporte del jueves, el USDA elevó su estimado para la producción de maíz estadounidense en 2018-19, pero compensó el incremento al subir sus proyecciones de exportaciones y de consumo local para alimentar ganado. La agencia también redujo su pronóstico de inventarios globales.

El trigo para julio trepó un 2,71% a 177,29 dólares la tonelada, luego de que se hundió fuerte en las tres sesiones previas. En su reporte, el USDA rebajó sus estimaciones de producción y exportación de Rusia, Ucrania y la Unión Europea, mientras que elevó las de Estados Unidos.

Ayer, la soja descendió un 2% a u$s 304,89, mientras que el maíz perdió un 2,5% a u$s 130,41 y el trigo cayó un 4% a u$s 172,61.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario