Espectáculos

Treinta años después, Salman Rushdie no quiere esconderse

París - “No quiero seguir escondiéndome”, afirma Salman Rushdie cuando se refiere a la “fatwa” (pronunciamiento islámico) que pesa sobre él desde hace 30 años por haber escrito “Los versos satánicos”.

El escritor siempre rechazó vivir recluido, pero tuvo que aceptar una protección oficial desde que el ayatolla Khomeini, primer conductor de la República Islámica de Irán, formuló el 14 de febrero de 1989 el deseo más envenenado para San Valentín: ordenó su asesinato por su libro juzgado blasfemo por los musulmanes.

De visita a Francia a fines del año pasado, Rushdie explicó: “Pasaron 30 años. Ahora todo va bien. Tenía 41 años, ahora 71. Vivimos en un mundo en el que los asuntos que preocupan cambian muy rápidamente. Ahora hay otras razones para tener miedo, otras personas que matar...”, ironizó. El escritor nacido en Bombay en el seno de una familia musulmana y que vivió gran parte de su vida en Gran Bretaña antes de instalarse en Nueva York, aseguró que en esta ciudad vive “una vida normal” y que toma el metro “como todo el mundo”.

No obstante, en la sede de su editorial en París es imposible no percibir un buen grupo de policías de civil vigilando el edificio cada vez que se hace presente. La fatwa lanzada contra el escritor -de nacionalidad estadounidense desde 2016- nunca fue levantada y dejó víctimas. En julio de 1991, el traductor japonés de “Los versos satánicos”, Hitoshi Igarashi, murió apuñalado, y el traductor italiano, Ettore Capriolo, resultó gravemente herido en un atentado. En 1993, el responsable de la editorial noruega de la obra, William Nygaard, resultó también gravemente herido por tres balas en la espalda. El mismo año, el traductor turco, Aziz Nesin, escapó a un incendio intencionado en el hotel en el que se alojaban los miembros de un festival cultural en el que murieron 37 personas.

El libro, según Rushdie, “fue en gran parte incomprendido”. Hanif Kureishi, amigo de Rushdie, dijo que nadie “tendría hoy en día las agallas de escribir ‘Los versos satánicos’ y aún menos de publicarlo”, pero agregó que después de leer pruebas de la obra reconoce que no imaginó semejante reacción.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario