Lifestyle

Tres sitios turísticos para revivir el amor de María Eva Duarte y Juan Domingo Perón

Pocas parejas de la historia han trascendido el tiempo y las fronteras como lo hicieron Juan Domingo Perón y Eva Duarte, aunque muchos desconocen los lugares donde se forjó este amor. El Museo Evita en la Ciudad de Buenos Aires, la Quinta "17 de octubre" en San Vicente y la Biblioteca Nacional son algunos de los puntos emblemáticos para conocer los detalles de dicha relación.

Uno de los principales sitios turísticos que relata el amor entre ellos es el Museo Evita, ubicado en el barrio porteño de Palermo (Lafinur 2988). En dicha sede, funcionaba antiguamente un hogar de tránsito para mujeres y niños en situación de vulnerabilidad, perteneciente a la Fundación Eva Perón. Actualmente, el Museo se dedica a difundir la vida, obra e ideario de María Eva Duarte de Perón y, dentro de las exposiciones que el lugar ofrece, se muestra la carta de amor que Perón le escribió el 14 de octubre de 1945, cuando se encontraba preso en la Isla Martín García.

Entre sus fragmentos se halla la promesa de matrimonio, redactada tres días antes de la fecha que posteriormente sería recordada como el “Día de la Lealtad Peronista”, donde fue liberado tras una extensa jornada de reclamos por parte del sector trabajador: “Hoy sé cuánto te quiero y que no puedo vivir sin vos. Esta inmensa soledad está llena de tu recuerdo. Hoy he escrito a Farrel pidiéndole que me acelere el retiro, en cuanto salgo nos casamos y nos iremos a cualquier parte a vivir tranquilos”.

Mural ubicado en la quinta de San Vicente..jpg
Mural ubicado en la quinta de San Vicente.
Mural ubicado en la quinta de San Vicente.

Quien quiera revivir el amor entre estas dos figuras, también puede visitar la Quinta "17 de octubre" en San Vicente, lugar donde usualmente pasaban sus días de descanso. A comienzos de 1949, tomaron unas pequeñas vacaciones allí, y fue en esa oportunidad cuando el fotógrafo Pinélides Fusco realizó una sesión fotográfica en donde puede observarse a la pareja presidencial en su intimidad, alejados del ajetreo diario. Una de estas imágenes, donde se ve a Evita distendida y con el pelo suelto, se convirtió en una de las más difundidas e icónicas.

Finalmente, la Biblioteca Nacional, ubicada en la intersección de Austria y Las Heras en la Ciudad de Buenos Aires, también es otro punto emblemático ya que en ese terreno se erigía la antigua residencia presidencial donde vivieron Perón y Evita, y donde ella moriría en 1952. Además, en un garage de dicho lugar, Eva comenzó su labor social recibiendo personas y pedidos. Posteriormente, la residencia fue demolida por la autodenominada Revolución Libertadora y luego fue construído el actual edificio de la Biblioteca Nacional. En los jardines fue ubicado el monumento a Evita y la plaza fue bautizada en su nombre.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario