Edición Impresa

Trump conmovió la cumbre de la OTAN con un duro ataque contra Alemania

Pretende que Merkel compre gas a Estados Unidos en lugar de hacerlo a Rusia. Vinculó la cuestión con el gasto que Washington realiza para proteger a Europa.

Bruselas - El presidente estadounidense, Donald Trump, provocó conmoción en la Cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Bruselas con un ataque sin precedentes a Alemania, a la que calificó de "prisionera" de Rusia por su dependencia de gas ruso.

Esa embestida se sumó a la polémica porque la principal economía de la Unión Europea no cumple con el compromiso de la alianza de destinar el 2% de su PBI a defensa hacia 2024. Mientras, este año el Gobierno de Angela Merkel solo aplicará a ese fin el 1,24%.

"Alemania es prisionera de Rusia porque recibe mucha de su energía", dijo Trump en una reunión con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg. "No es normal que ellos paguen miles de millones de dólares a Rusia y que nosotros tengamos que defenderlos contra Rusia", agregó poco antes del comienzo formal de la cita.

Las señales enviadas por Washington los días previos a la cumbre ya anunciaban un actitud dura de Trump, pero este sorprendió con un ataque que fue más allá de lo esperado por los analistas.

Con sus declaraciones revela su oposición al proyecto de gasoducto Nord Stream 2, que duplicará a partir de 2020 la distribución de gas entre Rusia y Alemania a través del mar Báltico, y su voluntad de imponer el gas estadounidense en Europa.

Tras intentar alcanzar su objetivo en la disputa comercial con los europeos, que terminó en una guerra comercial abierta, Trump cambia ahora de estrategia y vincula la cuestión energética a la idea de seguridad en la alianza.

"¿De qué sirve la OTAN si Alemania le paga a Rusia miles de millones de dólares por el gas y la energía? Estados Unidos está pagando por la protección de Europa, pero pierde miles de millones en el comercio", insistió a la tarde en Twitter.

Cifras publicadas ayer por la Alianza muestran que el presupuesto en defensa de Estados Unidos representa dos tercios del conjunto de los aliados en 2018.

Según precios constantes desde 2010, el presupuesto de la primera potencial militar mundial se eleva a unos 623.241 millones de dólares frente a los 935.557 millones de los 29 aliados en total.

Reino Unido se sitúa en segunda posición con 59.755 millones de dólares, seguido de Francia (53.038 millones) y Alemania (48.862). Canadá llega en sexta posición con 23.637 millones.

La canciller alemana, en tanto, defendió el derecho de su país a tomar sus propias decisiones en materia de energía.

"Yo misma experimenté como una parte de Alemania estaba controlada por la URSS. Estoy muy contenta de que hoy estemos unidos en libertad como República Federal de Alemania y que, por lo tanto, también podamos tomar decisiones independientes", dijo a su llegada a una cumbre de la OTAN en Bruselas.

Tras ese intercambio poco amable, Trump aseguró que mantiene "muy buenas relaciones" con la alemana.

"Tenemos una muy buena relación", dijo a la prensa Trump sobre la reunión en la que discutieron sobre "gasto militar" y "comercio", dos de sus principales ángulos de ataque. En efecto, también reprocha el excedente comercial que la potencia europea tiene con Estados Unidos.

Por su parte, Merkel se dijo satisfecha por "intercambio de puntos de vista" en temas como "migración" y el "futuro de las relaciones comerciales".

"Somos buenos socios y deseamos seguir cooperando en el futuro", zanjó.

Alemania ha sido blanco de la ofensiva comercial abierta por Washington con la imposición de aranceles al acero y aluminio europeos, y la amenaza de aumentar los derechos aduaneros a los vehículos producidos en la Unión Europea.

"Creo que nuestro comercio aumentará y muchas otras cosas aumentarán, pero ya veremos qué pasa", agregó el inquilino de la Casa Blanca antes de que los periodistas abandonaran la sala.

Agencias Reuters y AFP

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario