Edición Impresa

Trump enfrenta una rebelión republicana y usará su primer veto para imponer el muro

Con la medida, la Casa Blanca buscaba los fondos que el Congreso le había negado para financiar la construcción en la frontera con México.

Washington - El Senado de Estados Unidos propinó ayer una duro revés al presidente Donald Trump al rechazar la declaración de emergencia nacional que habilita fondos para la construcción del muro en la frontera con México, un resultado posible gracias a las deserciones entre los republicanos.

Una decena de senadores oficialistas votaron alineados con los demócratas para frenar la medida que el mandatario había tomado en febrero para hacer realidad una de sus promesas de campaña. Este desenlace marca una dura derrota que erosiona el capital político del mandatario dentro de su partido, que controla el Senado con 53 escaños frente a 47.

En la víspera, media docena de republicanos habían expresado públicamente que se posicionarían junto a los demócratas, pero a la hora de la verdad la cifra se duplicó y el resultado final fue de 59 votos a favor y 41 en contra.

Ante la novedad, Trump no perdió tiempo y en minutos publicó un mensaje en su cuenta de Twitter que decía: “¡VETO!”. Para derribarlo haría falta una mayoría de dos tercios.

Trump insiste en que esta estrategia le permite eludir el paso por el Congreso y redistribuir miles de millones de dólares que estaban destinados a otras partidas, incluyendo dinero para construir o renovar instalaciones militares.

Los demócratas y también algunos republicanos pusieron el grito en el cielo argumentando que el Congreso es quien está facultado constitucionalmente para controlar la gestión financiera del Gobierno y que declarar una emergencia para hacerse con fondos para el muro fronterizo es un abuso flagrante de autoridad.

Un sector de los republicanos intentó frenar la desbandada forjando un acuerdo el miércoles para limitar los poderes presidenciales asociados a esta declaración de emergencia, pero Trump se negó y adoptó una estrategia de confrontación.

“¡No voten con (Nancy) Pelosi!”, había publicado en Twitter en referencia a la presidenta de la Cámara de Representantes y principal figura de la oposición . Por su parte, Pelosi sostuvo que el Congreso se pronunció con una contundencia “abrumadora” para “rechazar el esfuerzo del presidente Trump para ignorar la Constitución con su farsa de declaración de emergencia”.

El líder de la bancada republicana en el Senado, Mitch McConnell, había expresado antes de la votación su apoyo a la estrategia de Trump justificando que el sistema de seguridad fronteriza está “en un punto de ruptura”, en un intento por ordenar sus filas antes de la votación. Pero el jefe la bancada demócrata, Chuck Schumer, replicó que esta estrategia es obra del “resentimiento”. “Es nuestro trabajo, aquí en el Congreso, limitar una extralimitación del Ejecutivo”, afirmó Schumer. En medio de las negociaciones en los pasillos del Capitolio, la Casa Blanca movió ficha y presentó el lunes un proyecto de presupuesto para 2020 que contiene una partida de U$S 8.600 millones de financiamiento para el muro, una cifra muy por encima de los 5.700 millones que había pedido inicialmente el presidente este año. Es poco probable que la iniciativa pase, dado que el Congreso ya rechazó el presupuesto anterior en una amarga pugna que dejó al gobierno en una parálisis presupuestaria de más de un mes y se limitó a otorgarle a Trump 1.375 millones de dólares para construir una barrera en un tramo de 55 kilómetros en Texas.

Agencias AFP, ANSA y Reuters,

y Ámbito Financiero

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario