Mundo

Trump impuso sanciones al guía supremo de Irán tras el derribo de un dron

Priva al ayatolá Alí Jameneí de "acceso a recursos financieros clave", según definió. La medida alcanza también a ocho altos jefes militares. El conflicto no parece tener retorno.

Washington y Teherán - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, impuso ayer nuevas sanciones a Irán, después de que Teherán derribara la semana pasada un avión no tripulado estadounidense, y dijo que las medidas apuntan al líder supremo iraní ayatolá Alí Jameneí. Asimismo, amenazó con provocar en la República Islámica “una destrucción como nunca se ha visto”.

Trump anunció a los periodistas que estaba firmando un decreto con las sanciones, lo que incrementó la tensión entre los dos países, la que ya había aumentado desde que en mayo Washington hubo ordenado a todos los países que detuvieran las importaciones de petróleo iraní.

Trump dijo que las sanciones se habrían impuesto independientemente del incidente con el dron (avión no tripulado) y responsabilizó al líder religioso de Irán por lo que calificó de “la conducta hostil del régimen”.

“Las sanciones impuestas en el decreto le negarán al líder supremo y a la oficina del líder supremo, y a los cercanos a él y a su oficina, acceso a recursos financieros clave y apoyo”, dijo Trump.

Las medidas alcanzan también a ocho comandantes militares del entorno de Jameneí, según se informó.

Aunque, según se informó, Trump suspendió a último momento un bombardeo a Irán por el caso del dron, reforzó su campaña contra ese país y el domingo a la noche en una entrevista con NBC lo amenazó con infligirle “una destrucción como nunca se ha visto”.

A pesar de semejante declaración, el mandatario republicano indicó ayer que no quiere una guerra con Irán, pero afirmó que redoblará la presión para impedir que ese país desarrolle armas nucleares y misiles balísticos, apoye a grupos terroristas y agreda a Estados Unidos y sus aliados en Medio Oriente.

“Estas medidas representan una respuesta fuerte y proporcionada a las acciones cada vez más provocativas de Irán”, declaró el presidente a los periodistas en el Despacho Oval tras firmar un decreto con las sanciones.

Reiterando que “Irán no puede tener nunca un arma nuclear”, Trump volvió a exhortar al liderazgo iraní a negociar y dijo que, dependiendo de su respuesta, las sanciones podrían terminar mañana “o también podrían pasar años”.

Estados Unidos se retiró de manera unilateral el año pasado de un acuerdo de control nuclear firmado en 2015 entre Irán y las grandes potencias (Rusia, China, Reino Unidos, Francia y Alemania) y desde entonces volvió a imponer sanciones a la economía iraní.

Trump dice que el acuerdo favorecía demasiado a Irán y no daba suficientes garantías sobre el carácter civil de su plan nuclear, a pesar de que el resto de los signatarios y la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) afirmaron que ese país estaba cumpliendo satisfactoriamente sus compromisos de limitación del enriquecimiento de uranio.

Israel ha calificado ese programa nuclear persa como una “amenaza existencial”, mientras que el Irán chiita es un enemigo estratégico de las monarquías árabes sunitas del golfo Pérsico.

Como Estados Unidos reimpuso las sanciones y hasta decretó un embargo al petróleo iraní, con amenazas de tomar represalias contra terceros países que no se sumen al mismo, la economía persa sufre graves consecuencias y Jameneí ordenó desconocer a partir de este jueves 27 aquellos topes al enriquecimiento de uranio.

Por otro lado, Estados Unidos planea sancionar esta semana al canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, figura clave en la negociación del acuerdo de 2015, según adelantó ayer el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin.

Irán busca minimizar el impacto de las nuevas penalidades, que Trump había anticipado hace dos días.

“¿Hay alguna sanción que Estados Unidos no haya impuesto a nuestro país recientemente o en los últimos 40 años. Consideramos que no tienen ningún impacto”, dijo el vocero de la Cancillería iraní, Abás Musaví.

Además, el jefe de la Marina iraní advirtió que su país no dudará en derribar más drones estadounidenses que violen el espacio aéreo del país.

Estados Unidos dice que el dron volaba sobre aguas internacionales en el estrecho de Ormuz, en la boca del golfo Pérsico.

“Con confianza decimos que la aplastante respuesta siempre puede repetirse, y el enemigo lo sabe”, dijo el contraalmirante Hosein Janzadí a la agencia de noticias iraní Tasnim.

Trump dijo que las nuevas sanciones no responden solo por el derribo del dron.

Estados Unidos ha acusado a Irán de haber perpetrado ataques a dos buques petroleros este mes cerca del estrecho de Ormuz, y envió al Golfo un portaaviones, bombarderos y 2.000 soldados que se suman a miles más que hay en la región.

Todo esto creó temores a que un error de cálculo o más tensiones arrastren a ambos países a una guerra abierta 40 años después de la Revolución Islámica que convirtió al país una teocracia.

Agencias Reuters, Télam y AFP

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario